© 2019 by El analista de canciones  All rights reserved. Alfonso Ortega Mantecón. Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General de la Página.

 

Aviso de privacidad

Verano- La oreja de Van Gogh

Ficha Técnica

Título de la canción: Verano.

Grupo: La oreja de Van Gogh.

Álbum: El planeta imaginario.

CompositoresPablo Benegas, Xabi San Martín.

Disquera: Sony Music.
Año: 2016.

Género musical: Pop.

Análisis​

 

Análisis de la lírica:

En 2016, el grupo español La oreja de Van Gogh regresó al mercado musical tras cinco años presentando, en esta ocasión, el álbum El planeta imaginario. Dentro del tracklist de este disco, Verano fue la canción elegida por el grupo para convertirse en el primer sencillo. Se trata de un tema que alcanzó los primeros puestos en varios países de habla española. 

 De manera muy general, Verano cuenta la historia de una mujer que terminó, hace algún tiempo, una relación amorosa. Ahora —ya que el tiempo ha causado ciertos estragos en ella—, la protagonista se muestra ansiosa de un reencuentro con su antigua pareja buscando recordar los viejos tiempos, esto aunque se trate de un fugaz encuentro en donde ambos rememoren los momentos que compartieron juntos en el pasado. 

En las primeras estrofas se presenta un breve contexto del sentir de la protagonista de la canción. Ante todo, como bien indica el título de la canción, toda la acción se desarrolla en verano de 2016. Se puede entender —gracias a lo mencionado en la primera estrofa— que una ola de calor azota el sitio en el cual vive la protagonista. Ella, se limita a estar recostada en un sofá frente a un ventilador divagando mentalmente en su pasado y en los momentos que compartió con su antigua pareja. Por más que intenta olvidarse de él, las pequeñas cosas o situaciones minúsculas de su día a día hacen que termine recordándolo nuevamente: “el aire se va, pero siempre me trae tu voz”. 

Posteriormente, la narradora menciona que cuando la relación llegó a su fin, ella intentó deshacerse de todos los recuerdos que la atormentaban y comenzar una nueva vida (“Lancé mi vida al mar cuando todo acabó”). Sin embargo, ella ha sido vencida, nuevamente, por la nostalgia y ahora se encuentra recordando todo lo que vivió al lado de su pareja. (“Y lo único que nos envió fue mi colección de recortes mirándonos)”. 

Ahora, pareciera que la protagonista y narradora de esta canción ha tomado una importante decisión: volver a encontrarse con su pareja. No obstante, pareciera que ella no busca volver a entablar una relación formal con él, sino que únicamente se conformaría con pasar unas horas a su lado y sentir su cercanía. Todo esto se expresará en el coro o estribillo de la canción en donde ella se muestra ansiosa ir a buscarlo a su casa para compartir un tiempo con él, esto a sabiendas de que será mal vista por terceras personas, quienes jamás podrán comprender cómo se siente en realidad en esos momentos. 

En la segunda parte del coro se revela qué es lo que ha hecho que los recuerdos revivieran de manera tan abrupta en la mente de la protagonista. Resulta que ese caluroso día de verano de 2016 es, realmente, la fecha en que la pareja celebraría un aniversario más de su relación. Ahora, la narradora siente una profunda nostalgia al pensar que podrían encontrarse celebrando un año más del momento en el que ambos decidieron embarcarse en esa aventura. De manera bastante similar a lo presentado en El 7 de septiembre del grupo Mecano, la protagonista de Verano ve a la fecha de su aniversario como una oportunidad de dar una vuelta atrás en el tiempo y enmendar sus errores buscando un momento al lado de su pareja. 

Con la nostalgia y melancolía que esta fecha evoca en ella, la narradora le pide a su antigua pareja que le deje pasar la noche a su lado (tal y como si estuvieran celebrando un aniversario más). Le suplica a su pareja que celebre con ella como si se tratara de los viejos tiempos, de la primera vez. Esta petición de la protagonista no busca restablecer la relación, sino que ella ve a ese posible encuentro como una manera de dar el paso decisivo en su vida fuera de los recuerdos y añoranzas del pasado. Incluso, ella le menciona a su pareja que le promete no volver nunca más. 

La segunda parte de esta canción retoma lo presentado en las primeras estrofas en donde la narradora se muestra incapaz de alejarse de los recuerdos y de la nostalgia. A pesar de que las lágrimas han quedado atrás, siente un vacío en su pecho; en cierto modo, se siente incompleta e insatisfecha. Está decidida que la única manera de salir adelante es tener un encuentro con él, un encuentro que ella ha considerado que será el último, un encuentro en el que ella se decidirá a dar el adiós definitivo que tanta falta le hace. 

Tras una repetición del coro —respetando la misma línea melódica—, la narradora confiesa que en el tiempo que ha pasado lejos de su pareja jamás ha podido alcanzar, realmente, la felicidad. Asimismo, se da a entender en estos versos que ella fue la culpable del rompimiento. La protagonista menciona que ha llegado, nuevamente, tarde (como siempre). De esto, podría desprenderse la idea de la falta de compromiso de la protagonista, se muestra como alguien que se deja llevar por las pasiones —el simple hecho de que ansíe encontrarse sólo una noche más con su antigua pareja lo demuestra—, pero que se rehúsa a adquirir cualquier compromiso que busque formalizar la relación. (“Y es que llego tarde como siempre, tarde siempre para mí”).

La canción concluye con una repetición pausada de la primera estrofa, lo que podría indicar dos posibles situaciones: 1) la protagonista no pudo reencontrarse con su antigua pareja o 2) la protagonista se encontró con su pareja, pero el encuentro no sirvió para “sanarla” de esta situación, sino que se encuentra en la misma situación que antes.

 

 

Análisis de la música:

La musicalización de Verano se distingue por la presencia de instrumentos electrónicos como lo puede ser el sintetizador que predomina en gran parte de la introducción de la canción. En la primera estrofa, la voz de Leire se encuentra acompañada principalmente por los acordes de una guitarra así como de un bajo eléctrico. Antes de llegar a la primera interpretación del coro es posible distinguir cómo van añadiéndose otros instrumentos que no habían aparecido con anterioridad como la batería y otras guitarras. 

Antes de pasar a la segunda parte de la canción se presenta un breve intermedio en donde el sintetizador recupera el protagonismo presentado en la primera estrofa, sólo que ahora se encuentra acompañado por un coro de voces masculinas. Después de la segunda interpretación del coro es posible distinguir cómo se interrumpen los últimos versos de éste para dar pie a las últimas dos estrofas de la canción que recuperan la línea melódica del estribillo en donde se encuentra el clímax de la canción. 

Verano concluye —tras un breve puente musical parecido al intermedio presentado con anterioridad— con la repetición de la primera estrofa de la canción con un filtro insertado sobre la línea vocal de Leire que brinda al oyente la sensación de que estuviera escuchando una voz a la distancia o a través de una grabación radiofónica.

 

 

 

 

 

Por: Alfonso Ortega Mantecón.

@PonchoCorax