© 2019 by El analista de canciones  All rights reserved. Alfonso Ortega Mantecón. Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General de la Página.

 

Aviso de privacidad

Un año más - Mecano

Ficha Técnica

Título de la canción: Un año más.

Grupo: Mecano.

Álbum: Descanso Dominical.

Compositor: Nacho Cano.

Disquera: B.M.G. Ariola Eurodisc.
Año: 1988.

Género musical: Tecno-Pop.

Análisis​

 

 

Análisis de la lírica:

“Un año más” es, como “El cine”, una crónica hecha canción. En este caso Nacho Cano describió a detalle cómo se vive la celebración de Año Nuevo en la Puerta del Sol en España. Es un evento que se ha convertido en una tradición y la celebración es algo que distingue ya a los españoles como cultura. Se trata de un ambiente donde abunda el champán, las uvas y el alquitrán. La narradora afirma que éstos se encuentran de alfombra, lo que quiere decir es que estos elementos se encuentran ubicados en la Puerta del Sol esperando a quien desee pasar la última noche del año ahí.


Los cohetes y petardos resuenan por todo el lugar haciendo imperceptible cualquier otro sonido que los remonte al pasado ya que todo se ha convertido en una gran celebración para recibir al año que viene. Todo mundo se encuentra ya en sus sitios conscientes de que los 365 (o 366) días que vivieron quedarán en el pasado y que ahora deberán hacer frente a los siguientes.

La gente se encuentra a la expectativa y pendiente del reloj ubicado en la Puerta del Sol para encontrarse listos cuando comiencen a sonar las campanadas. Como se acostumbra, las personas comienzan a estudiar qué fue lo que hicieron bien ese año, qué fue lo malo y en qué podrían cambiar. El último día del año, en muchas ocasiones, sirve para reflexionar acerca de la vida de uno mismo y, tras haber ubicado los errores, fijarse nuevos propósitos de lo que se considera que hay que mejorar.

El día 31 de diciembre la gente acostumbra dejar a un lado sus rencores, odios y problemas, todo mundo parece unirse para celebrar ese gran acontecimiento. En la letra de la canción se describe a la perfección esta unión que se da entre todos: “marineros, soldados, solteros, casados, amantes, andantes y alguno que otro cura despista’o. Entre gritos y pitos los españolitos enormes, bajitos hacemos por una vez algo a la vez”.

A estas personas con las que se ha acostumbrado celebrar Año Nuevo se han ido algunos (tanto distanciamientos como muertes) y, a la vez, han llegado algunos más a compartir estos momentos con uno. Aunque no se trate de una compañía física se sabe que se puede contar con algunas personas que han entrado a nuestra vida este año. La misma fugacidad de la vida nos hace preguntarnos si nos encontraremos al lado de las mismas personas el año siguiente o si todo seguirá siendo igual. Es por esto que la letra de la canción invita a aprovechar cualquier momento al lado de nuestros seres queridos y a gozar la vida: “Y aunque para las uvas hay algunos nuevos, a los que ya no están echaremos de menos y a ver si espabilamos los que estamos vivos y en el año que viene nos reímos”.

Finalmente comienza la cuenta atrás. Nacho Cano utilizó una redacción que podría confundir a quien no está familiarizado con el reloj de la Puerta del Sol. “Un, dos, tres y cuatro y empieza otra vez”. Este verso explica cómo funciona el reloj, antes de que comiencen las doce campanadas la maquinaria emite cuatro campanas de carillón para anunciar que la cuenta atrás está por comenzar. La quinta campanada del carillón es la primera de la cuenta atrás, es por esto que en la letra se menciona que: “[...] la quinta es la una y la sexta es la dos [...]”.

Después de este verso, el compositor incluyó una frase que refleja el éxito que tuvieron en ese año de 1988 donde vendieron más de un millón de discos, es por eso que dicen adiós al año y piden a Dios que en el año que viene en vez de esa cantidad puedan ser dos.

Análisis de la música:

 

La musicalización de la canción resulta cien por ciento electrónica. La voz de Ana Torroja resalta en todo momento sobre los instrumentos que la acompañan. En varias partes de la canción se añaden algunos efectos de eco o reverberación. En el coro se aprecia la batería y un sintetizador que se limita a interpretar algunos arreglos. La canción termina con una melodía de silbidos.

 

 

 

Por: Alfonso Ortega Mantecón.

@PonchoCorax