© 2019 by El analista de canciones  All rights reserved. Alfonso Ortega Mantecón. Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General de la Página.

 

Aviso de privacidad

Sweet Dreams- Eurythmics

Ficha Técnica

Título de la canción: Sweet Dreams.

Grupo: Eurythmics.
Álbum: Sweet Dreams.

Compositores: Annie Lennox, David A. Stewart.

Disquera: RCA Records.
Año: 1983.

Género musical: Synthpop.

Análisis​

 

Pocas canciones de los ochenta son recordadas como “Sweet Dreams” del dueto británico Eurythmics. Esta composición ha sido ubicada en el puesto 356 en la lista de las 500 mejores canciones publicada por la revista Rolling Stone en 2002. Es —y seguirá siendo— una de las canciones más populares de esa década. Marilyn Manson grabó su propia versión de “Sweet Dreams” y la versión original ha sido utilizada como soundtrack de numerosas películas y series de televisión como “Grimm”. 

 

Análisis de la letra:

Para realizar el análisis de la lírica de la canción “Sweet Dreams”se tomarán las dos explicaciones más lógicas de la composición: 1) la letra habla del sexo sadomasoquista o 2) el interés de las personas y la explotación de las mismas. Ambas vertientes tienen lógica al analizar todas las estrofas de la canción. 

Justo en el primer verso de la canción se afirma que los dulces sueños están hechos de esto. Aquí nos podríamos preguntar a qué se refiere con la palabra “esto”. Sin embargo, la narradora de la canción lo explicará a continuación. Ella no es nadie para no estar de acuerdo con la verdadera esencia de los dulces sueños. Al decir esto en el segundo verso, está indicando que está de acuerdo con la composición de los mencionados sueños. Ha recorrido el mundo entero y los siete mares y —como resultado de aquel viaje— puede comprobar que en todo el planeta ocurre lo mismo: todas las personas buscan algo. 

Hasta aquí podemos darnos ya una idea de lo que ocurre. La vida misma se encuentra conformada de los anhelos y deseos que tienen las personas, cada quien se comporta y actúa en pos de sus propias metas u objetivos. La gente no trabaja por el fin de generar progreso en la sociedad, sino lo hace por su propio sustento. El supuesto “trabajo en equipo” o “colaboración” de la que se podría hablar sólo es una falsa imagen, ya que las personas son individualistas y luchan por sí mismas sin importarles los demás. Una persona afín a la ideología socialista podría identificar en esta canción varios puntos de la crítica que realiza al capitalismo por parte de esta doctrina. El mismo Karl Marx y Friedrich Engels afirmaron en el “Manifiesto del partido comunista” —publicado en 1848— que las personas han perdido una parte importante de su condición humana debido al deseo de incrementar su capital. ¿Acaso esto no se podría entender en el verso donde se dice que “todos buscan algo”? Como se afirma en numerosos sitios: el sexo y el dinero son los que hacen al mundo girar en la actualidad. 

Ahora, siguiendo el segundo hilo conductor de este análisis, se podría entender que las personas simpatizantes con el sexo sadomasoquista sólo buscan a un compañero o compañera para que los ayude a alcanzar el placer mediante el sufrimiento. Es eso lo que ellos buscan, su objetivo. 

Ya en el que se podría señalar como coro de la canción se presentan los adagios donde se dice que “algunos quieren utilizarte” y que otros “quieren ser utilizados por ti”. Estos dos versos hacen referencia al deseo de las personas de destacar. No les importa aprovecharse del trabajo de los demás para alcanzar sus propios fines, harán lo que sea para destacar y —por lo general— se adjudican todo el crédito a sí mismos de un trabajo que resultó del trabajo de más personas. Lamentablemente, esto sí ocurre en la cotidianidad donde hay individuos que sólo se acercan a otros con el fin de obtener un beneficio y —cuando ya no pueden obtener provecho alguno— en un futuro cercano terminarán por alejarse de la persona que los ayudó o apoyó, han obtenido lo único que les importaba de ellos. 

Sin embargo, los compositores no sólo brindan esta perspectiva, también se presenta la situación opuesta. Hay “algunos que quieren ser utilizados por ti”, existen otras personas que les agrada ser humilladas por los demás. En ellas se encuentra presente aquella idea masoquista mencionada con anterioridad en este análisis. A esas personas no les importa la persona que se encuentra a su lado, sino las sensaciones que le hacen sentir o experimentar. Hasta aquí se presenta una figura humana que ha perdido el interés por los demás y el deseo de socialización, sólo le importa su bienestar y la obtención de placer. 

En la siguiente parte del coro se refuerza esta idea con las dos siguientes declaraciones de la narradora que afirma que “algunos quieren abusar de ti” y, la contraparte, “algunos quieren que abuses de ellos”. 

Ante esta situación, los compositores lo único que recomiendan es seguir con la cabeza en alto y continuar caminando hacia delante sin mirar atrás. Es probable que esto quiera decir que —al no poder intervenir para cambiar a los demás— la única solución es continuar con nuestro camino y, en cierto modo, alienarnos a esta forma individualista de ser y buscar únicamente nuestra felicidad y propio placer ya que los demás no se preocuparán por el de nosotros. 

 

Análisis de la música:

Los instrumentos utilizados por Eurythmics son, casi en su totalidad, instrumentos electrónicos que crean esta composición perteneciente al género synthpop. Toda la musicalización permite envolver al oyente en un ambiente un tanto psicodélico en donde puede pensar que se trata de un simple “dulce sueño”. La voz de la vocalista Annie Lennox se acopla a los instrumentos la perfección y —gracias a su tono de voz grave— suma a la composición un toque de rudeza y crudeza a la vez para reflejar esta pérdida de la naturaleza humana debido a las cuestiones materiales y al placer mismo. 

 

 

Por: Alfonso Ortega Mantecón

@PonchoCorax