© 2019 by El analista de canciones  All rights reserved. Alfonso Ortega Mantecón. Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General de la Página.

 

Aviso de privacidad

Royals- Lorde.

Ficha Técnica

Título de la canción: Royals.

Cantante: Lorde.
Álbum: Pure Heroine.

Compositores: Ella Yelich O'Connor (Lorde), Joel Little. 

Disquera: Virgin Records.
Año: 2013.

Género musical: Art Pop. Pop Minimal.

Análisis​

 

 

Finalmente ya estamos de vuelta en “El analista de canciones” después de unas largas vacaciones. Es por ello que mi primer análisis del 2014 será sobre una canción que busca dar un mensaje muy distinto al que estamos acostumbrados de recibir de la música pop. Se trata de “Royals” de Lorde, una melodía tan única que ha sido nominada por los Grammy’s como canción del año. 

 

Análisis de la letra:

“Royals” es muy diferente a cualquier canción pop que podamos escuchar, principalmente por el mensaje que ésta busca transmitir. En primer lugar, la melodía hace una crítica directa a la opulencia y al lujo que normalmente se encuentra en la lírica de las canciones pop, en los vídeos musicales que las acompañan o incluso en la imagen que el cantante o grupo busca mostrar. 

En la canción de Lorde las celebridades son catalogadas como la “realeza”, la cual está enfrascada en un mundo muy distinto a la realidad que vivimos el resto de las personas. Se puede decir que las celebridades son hedonistas por únicamente buscar placer, rodeados -claro está- de alcohol, drogas y sexo. Ellos viven al pie de la letra la frase “sólo se vive una vez”, la cual les sirve para justificar su locura y desenfreno. 

Por otro lado, la “realeza” gasta enormes cantidades de dinero en bienes como carros lujosos, viajes a lugares paradisiacos, relojes con diamantes y jet privados. Todo lo anterior lo hacen con el fin de mostrar que son mejores que el resto. No obstante, muchas veces su soberbia puede hacerlos gastar en cosas ridículas como dentaduras de oro o mascotas exóticas como los tigres. 

Lo más curioso es que su mundo es mostrado al resto en periódicos, revistas, programas de televisión y películas. Se llega al punto en el que todas las canciones hablan de su vida, tratando -de cierta manera- de vendernos un ideal de realidad al que nosotros debemos aspirar, aunque (seamos realistas) es poco probable que todos obtengamos. 

“Royals” habla de toda la gente que no es parte de la realeza. La canción se centra en jóvenes comunes y corrientes, que viven en ciudades pequeñas, y que prácticamente son invisibles pues nadie los envidia ni trata de imitarlos. No obstante, lo más interesante es que ellos no se sienten atraídos por aquella imagen color de rosa que las celebridades tratan de vender. A ellos no les importa en lo más mínimo. 

El coro de la melodía inicia con la frase “And we’ll never be royals” (nunca seremos parte de la realeza). Con lo anterior podemos entender que los jóvenes tienen gustos y aspiraciones diferentes a los mostrados en los medios. Tal vez simplemente porque está en su genética. Quizás porque nunca entendieron realmente la vida de las celebridades. Sea como sea, ellos prefieren ser fieles a sí mismos, en lugar de aparentar algo que no son. 

“Royals” mencionan que para ellos el dinero no es importante, lo cual critica directamente a las celebridades que muchas veces llegan a vender su imagen por unos cuantos dólares. Por otro lado, la canción dice que los adolescentes ordinarios son mejores que la “realeza”, pues ellos han aprendido a ser felices teniendo lo que tienen y siendo ellos mismos.  

Finalmente, podemos decir que la gran búsqueda de este sector de la juventud se encuentra en tener la capacidad de tomar sus propias decisiones sin tener que ser bombardeados por la cultura pop. Ellos quieren ser sus propios gobernantes y vivir en una fantasía que, ciertamente, es mucho más real que la presentada por MTV.

 

Análisis de la música:

“Royals” tiene un ritmo lento. La canción se apoya principalmente en percusiones y el bajo, los cuales producen sonidos parecidos a pisadas o el chasqueo de dedos. 

Un importante elemento es los coros que acompañan constantemente a la voz de Lorde, éstos dan una gran armonía a la melodía. Finalmente, podemos decir que la peculiar música de “Royals” la hace sobresalir por encima del resto de las canciones pop. Claramente, ésta la ayuda de manera excelente a dar el mensaje de la letra. 

 

Análisis del contexto histórico:

"Royals" pertenece a "The Love Club EP" de la cantante neozelandesa Lorde. En Septiembre de 2013, la melodía fue incluida en su álbum debut "Pure Heroine". Lorde mencionó que la idea de escribir una canción sobre la “realeza” después de ver una fotografía de una revista National Geographic publicada en julio de 1976. En la imagen se muestra a George Brett, un jugador de baseball del equipo Kansas City Royals que usaba el nombre del equipo en su camiseta. 

La neozelandesa escribió “Royals” escuchaba rap y música con cierta influencia del hip-hop. Dichas canciones hacen referencia al alcohol, ropa de marca y autos lujos. Eso llevo la llevó a pensar que toda aquella opulencia era tonta y absurda. Además, “Royals” está inspirada en la antigua sociedad aristócrata, aunque también se enfoca en mostrar la niñez de la cantante Auckland, Nueva Zelanda y  el desagrado que ésta tuvo al crecer rodeada del pop. 

Andrea Saint Martin