© 2019 by El analista de canciones  All rights reserved. Alfonso Ortega Mantecón. Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General de la Página.

 

Aviso de privacidad

One Way or AnotherBlondie

Ficha Técnica

Título de la canción: One Way or Another.

Grupo: Blondie.

Álbum: Parallel Lines.

CompositoresDebbie Harry, Nigel Harrison.

Disquera: Chrysalis.
Año: 1979.

Género musical: Punk Rock.

Análisis​

 

Análisis de la lírica:

One Way or Another es una de las canciones más conocidas del grupo Blondie. Asimismo, en los últimos años, se han realizado varios covers de esta pieza musical y ha formado parte de diversos soundtracks tanto en la televisión como en el cine. 

Más allá del repetitivo y conocido verso que da nombre a la canción, ésta cuenta con un trasfondo que se relaciona con las vivencias personales de la vocalista —y también compositora— Debbie Harry. Esto se debe a que ella obtuvo la idea para esta pieza musical gracias al acoso que sufrió por parte de su ex novio, quien constantemente la seguía, ya que se encontraba completamente obsesionado con ella. 

One Way or Another es capaz de reflejar esta obsesión a la perfección gracias al ritmo que posee y la constante repetición del mismo verso, mismo que es alternado con otras líneas que añaden detalles adicionales a la historia que está siendo narrada en esta canción de Blondie. En las distintas estrofas y versos que la conforman se evidencia el grado de obsesión que tiene el narrador que, en este caso, es el acosador. 

La idea central de la canción gira en torno al ferviente deseo del narrador de la canción de encontrar y de “poseer” a esa persona que se ha alejado de él. Evidentemente, se puede apreciar que se trata de una antigua pareja que decidió dar por terminada la relación, seguramente por este comportamiento obsesivo. Esto parece importarle poco al protagonista, ya que continúa empeñado en lograr su objetivo, cueste lo que cueste. 

Entre las acciones que este stalker realiza en pos de vigilar a la otra persona se encuentran el hecho de vigilarla constantemente buscando algunos encuentros que pudieran llegar a parecer casualidad, aunque él haya planeado todo esto con anterioridad. Ante todo, ansía ver qué hace su ex pareja a todo momento para encontrar el momento oportuno de “recuperarla” nuevamente. Se da a entender que nada lo detendrá o le impedirá lograr sus objetivos, como bien dice el título de la canción “de una manera u otra” (one way or another) la encontrará algún día. 

En la primera estrofa, todas estas ideas mencionadas con anterioridad se encuentran complementada con una acción en particular que ayuda a mostrar el grado de la obsesión que padece el protagonista y narrador de la canción. En este caso, menciona que él maneja por la casa de ella buscando encontrarla. Incluso, si nota que las luces ya se encuentran apagadas completamente, aprovechará el anonimato de la noche para averiguar quién se encuentra en casa. De alguna manera, se da a entender que el narrador invadirá la privacidad de su ex pareja en su afán de satisfacer su curiosidad y de acercarse nuevamente a ella. 

La magnitud y alcance de las acciones del protagonista van in crescendo estrofa tras estrofa. En la segunda, este personaje aprovechará que su antigua pareja abandona su casa y toma un camión hacia el centro de la ciudad para seguirla. Buscando, a toda costa, averiguar qué es lo que está haciendo y, probablemente, indagar si ella se encontrará con alguien más.

Ya en la tercera estrofa, se presentan detalles adicionales acerca de lo que hará el protagonista si se ve descubierto en sus andanzas. Él se limitará a confundirla haciendo parecer todo una simple coincidencia o un desliz para ocultar la obsesión que experimenta hacia ella. 

Conforme se aproxima el final de la canción —y el desenlace de la narración— la obsesión del narrador supera cualquier frontera que pudiera existir entre lo racional y lo irracional. En la cuarta estrofa, y clímax de la composición, el protagonista cuenta qué es lo hace cuando sigue a su antigua pareja en un centro comercial. Él se limita a caminar apartado de ella, ocultándose cuando lo cree conveniente contra una pared y se sitúa en un punto estratégico en donde es capaz de vigilar cualquier movimiento que ella haga. Así podrá saber qué hace, con quién se reúne y con quién habla. Cuando ella se encuentre de compras, él fingirá y perderá el tiempo viendo los productos (entre ellos se menciona la comida de rata con el fin de añadir cierta comicidad a las acciones del protagonista) buscando perderse entre la multitud y pasar desapercibido. 

La canción concluye con un jolgorio de versos y voces que provienen de las estrofas que se han interpretado con anterioridad buscando generar una idea de confusión y, sobre todo, locura, una locura equiparable a la obsesión que siente el protagonista hacia su antigua pareja.

 

Análisis de la música:

En One Way or Another, la musicalización ayuda a transmitir a la perfección el mensaje que se encuentra insertado en la lírica: la locura y la obsesión. En ella no existen momentos de calma o pausas, sino que todo se encuentra en continuo movimiento y aumentando en lo que se refiere a intensidad. Por sí misma, esta musicalización podría ser considerada algo “agresiva” o potente. La guitarra eléctrica comienza y pronto es alcanzada por la batería y el bajo. 

La interpretación vocal de Debbie Harry adquiere un matiz propio del punk rock donde pareciera que se encuentra gritando por momentos. Después de la segunda estrofa se presenta un intermedio musical donde es posible escuchar distintos solos de la batería y de la guitarra. 

 Al momento de llegar a la cuarta estrofa se da una ruptura con el esquema musical que se había venido manejando donde los instrumentos parecieran encontrarse “atrapados” en el mismo loop y en donde la voz es la única que logra desprenderse de él. Pronto es posible distinguir dos líneas vocales que se contraponen y que han sido extraídas de estrofas anteriores. Por si esta confusión musical fuera poca, comienza a escucharse una especie de sirena de algún vehículo; todo esto para hacer que la obsesión del narrador de la canción deje de ser un simple relato y se convierta en algo sensible que pueda ser apreciado a través de la música. 

 

 

 

 

Por: Alfonso Ortega Mantecón.

@PonchoCorax