© 2019 by El analista de canciones  All rights reserved. Alfonso Ortega Mantecón. Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General de la Página.

 

Aviso de privacidad

No vales más que yo- La oreja de Van Gogh

Ficha Técnica

Título de la canción: No vales más que yo.

Grupo: La oreja de Van Gogh.

Álbum: El planeta imaginario.

Compositor: Pablo Benegas.

Disquera: Sony Music.
Año: 2016.

Género musical: Balada Pop.

Análisis​

 

Análisis de la lírica:

El planeta imaginario es el álbum más reciente del grupo español La Oreja de Van Gogh. Se trata de un disco que cuenta con variadas piezas musicales que han logrado posicionarse en los primeros puestos en diferentes listas de popularidad. Verano fue el primer sencillo del álbum, seguido por la canción Diciembre. Sin embargo, hay otras canciones presentes en el álbum que poseen una gran carga poética y emotiva, tal es el caso de No vales más que yo y Mi pequeño gran valiente —de la cual se hablará en un análisis posterior. 

No vales más que yo es una canción que se centra en el “despertar” de una persona —gracias al contexto que se le ha dado a la canción en la lucha en contra de la violencia de género, puede entenderse que se trata de una mujer— de la precaria situación en la que se encontraba sufriendo de violencia, tanto física como emocional. Las diferentes estrofas y versos presentan la complicada travesía que tuvo que atravesar la protagonista de la canción para atreverse a decirle a su opresor que él no vale más que ella. 

La primera parte de la canción narra el último incidente que tuvo la protagonista de la canción, que fue el mismo que la hizo darse cuenta de que era necesario ponerle un punto final a esta situación que había tolerado con anterioridad. La narradora ha despertado en el suelo del salón, desde este primer verso se da a entender que hay un elemento anormal dentro de esta situación. Asimismo, se menciona que su mirada buscaba esquivar el sol del nuevo día. Esto último podría entenderse como el hecho de que, quizás, se sentía humillada por lo que ocurrió la noche anterior. 

Ella podía escuchar en el exterior de su casa el canto de algunas golondrinas y las turbinas de un avión; sin embargo, aún así ella sentía que el silencio era absoluto, hasta el grado de nombrarlo —con cierta ironía— como ensordecedor. Nuevamente, estos datos permiten al oyente percatarse de que algo se encuentra fuera de lugar en la vida de la narradora. No obstante, ella no está dispuesta a hablar de lo que ocurrió la noche anterior, aquello que únicamente conocen ella, su agresor y las paredes de la habitación. 

¿Qué es lo que atormenta a la protagonista de esta canción? Ante todo, puede entenderse que se trata de una agresión física y emocional que la ha “degradado” como ser humano (razón por la cual “esquiva el nuevo sol”). Asimismo, podría pensarse que se trató de una agresión de índole sexual. Sin embargo, gracias a lo que se presentará a continuación en la lírica, se puede entender que se trata de una situación que fue creciendo gradualmente hasta llegar al extremo la noche anterior. Quizás su pareja o el agresor fue comportándose de manera violenta con ella, rebasando cada vez más sus acciones hasta llegar al grado de la agresión sexual. 

La protagonista pareciera haberse dado cuenta que todo esto ha llegado demasiado lejos. Por esto mismo, ella menciona que ya no está dispuesta a aceptar más disculpas por parte de esta otra persona —lo que da a entender que éste, después de haber actuado violentamente, acude a ella para disculparse— y, ni siquiera, escuchar su voz. Lo único que ansía en este momento es encontrar un poco de valor en su interior para decirle aquello que ansía: decirle que él no es mejor que ella. Nuevamente, gracias a esto puede conocerse que no se trata de la primera vez en que el otro individuo actuó violentamente y, además, puede entenderse que la narradora llegó a comportarse de manera sumisa. 

Sin embargo, la protagonista ha cambiado durante esa noche. No está dispuesta a soportar este maltrato. En la lírica se da a entender que este otro personaje atormentaba a la narradora golpeándola con un cinturón. Ella se ha cansado de las excusas de éste disculpándose y prometiéndole que no lo volvería a hacer, está consciente de que este individuo jamás podrá cambiar. 

El coro de la canción expresa en sí mismo la decisión de la protagonista de dar por terminada esta relación nociva y peligrosa. Ha decidido marcharse consciente de todo el daño que la otra persona le ha hecho —se menciona que “ni el mismo diablo me hubiera hecho el daño que me has hecho tú”—; sin embargo, no está dispuesta a retirarse sin decirle a la cara y sin temor que él no vale más que ella. 

En la segunda parte de la canción se presenta el recuento de los daños de aquella relación nociva y dañina para la protagonista. Ahora, ella aparenta ser una mujer dura y segura de sí misma; sin embargo, está consciente de detrás de esa máscara, ella sigue siendo frágil e insegura (“bajo las costuras sigo siendo de papel”). Se aprecia que la narradora se encuentra herida profundamente por lo ocurrido con este otro individuo. Ella considera que se entregó por completo a él sin recibir nada positivo a cambio. 

Ahora, a pesar del paso del tiempo, la narradora continúa siendo incapaz de librarse de los fantasmas de aquella tortuosa relación. Jamás podrá borrar de su memoria aquellas noches de temor en donde ella permanecía a la espera de que llegara su opresor —alcoholizado— dispuesto a atormentarla violentamente (“Ni una noche más en vela esperando al cazador, desorientado por la niebla y el alcohol, mientras al alba cae vacío el cargador”). Es así como la protagonista se siente capaz de levantar la mirada y dejar de mirar al suelo (“Se acabó mirar al suelo cuando cruzo el callejón”). 

El coro de la canción se repite después de estas estrofas. Asimismo, se aprecia la adhesión de unos cuantos versos en los que se presenta el dolor de la protagonista por todo lo que padeció en el pasado. De manera muy general, ella espera que tarde o temprano este individuo sea castigado por todo lo que le llegó a hacer. Sin embargo, lo que más le interesa es que él se entere que no es superior a ella, que jamás podrá valer más que ella. 

A pesar de que No vales más que yo es una canción que ha sido asociada o vinculada con los movimientos sociales en contra de la violencia hacia las mujeres, la situación que es narrada en esta pieza musical puede ser extrapolada a otras situaciones de la vida cotidiana. El mensaje puede trascender e insertarse en aquellas situaciones en donde determinados individuos abusan de su poder o de su autoridad para oprimir y abusar de los demás, considerándose siempre superiores a los demás. Ante esto —como bien se menciona en la lírica—, sólo hace falta un poco de valor y de coraje para decirle a esta persona “tú no vales más que yo”.

 

Análisis de la música:

La musicalización de No vales más que yo corresponde a la de una balada pop en donde predominan instrumentos como el piano y la guitarra. Durante toda la primera parte de la canción se aprecia el acompañamiento de algunos acordes del piano. Ya en la segunda parte se incorporan sutilmente otros instrumentos como la batería, guitarra y el bajo eléctrico. Ante todo, se aprecia que la intensidad de la canción va in crescendo hasta llegar al clímax narrativo que tiene lugar en la segunda interpretación del estribillo. 

Resulta importante destacar que la musicalización presentada en No vales más que yo se adecua a la perfección al mensaje que busca ser transmitido por la lírica. Incluso, es posible identificar cómo, a medida que la narradora va adquiriendo el valor que le hacía falta, la intensidad de los instrumentos y el mismo ritmo de la canción se incrementan considerablemente. 

 

 

 

 

 

Por: Alfonso Ortega Mantecón.

@PonchoCorax