© 2019 by El analista de canciones  All rights reserved. Alfonso Ortega Mantecón. Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General de la Página.

 

Aviso de privacidad

Love Me Like You DoEllie Goulding

Ficha Técnica

Título de la canción: Love me like you do.

Cantante: Ellie Goulding.

Álbum: Fifty Shades of Grey: Original Motion Picture Soundtrack.

CompositoresTove Nilsson, Savan Kotecha, Max Martin, Ilya, Ali Payami.

Disquera: Cherrytree, Interscope, Republic.
Año: 2015.

Género musical: Electropop.

Análisis​

 

Análisis de la lírica:

Desde el momento de su lanzamiento en 2015, Love me like you do es una canción que no ha dejado de sonar internacionalmente. Interpretada por la cantante Ellie Goulding y creada para la película Fifty Shades of Grey (Sam Taylor-Johnson, 2015), esta canción se encontró nominada a varios premios relacionados con la industria fílmica. Cabe señalar que para este análisis no se tomará en cuenta la existencia de la película, sino que se analizará a la canción como una obra independiente de ésta. 

De manera muy general, la canción habla de una relación idílica en la que todo es perfección. La narradora y protagonista se encuentra profundamente enamorada de su pareja hasta el grado de considerarlo como el motivo de su existencia y su principal motor en el día a día. 

La primera estrofa presenta la postura de la narradora hacia la relación, en este fragmento  se recurre al uso de versos y frases contrarias con el fin de ejemplificar que el amor que profesa hacia su pareja se presenta tanto en las situaciones positivas como en las negativas; es decir, a todo momento. La protagonista considera a su pareja como la luz, la noche, el color de su sangre, la cura y el dolor. A grandes rasgos, él significa todo para ella. 

Ella no tiene ojos para nadie más —incluso menciona que es lo único que quiere tocar—; sin embargo, la narradora confiesa que nunca pensó que esta relación llegaría a tal grado y a importar tanto en su vida. Seguramente, ella se había enfrentado a otras situaciones en el pasado que no tuvieron la trascendencia que ahora está teniendo este vínculo afectivo, por lo que resulta algo novedoso, esperanzador y satisfactorio para la protagonista.

No obstante, en la lírica se menciona que su pareja también llega a transmitirle cierto miedo o temor, pero esto a ella no le importa, ya que considera que se encuentra en una posición privilegiada. Esto último podría entenderse como el hecho de que su pareja suele ser algo violento en ocasiones —pudiendo ser en la intimidad—, pero ella está dispuesta a aceptar esto debido a que obtiene mayores beneficios, es un riesgo que aceptará. Esto último queda reafirmado con los siguientes versos en los que la narradora le pide a su pareja que la acompañe a la oscuridad, ya que lo llevará a un lugar que se encuentra pasando los satélites (¿las estrellas?)

Antes de que comience el coro, la narradora invita a su pareja a que contemple el mundo al que él le devolvió o dio la vida. Esto puede ser interpretado como el hecho de que, ahora que ella tiene una relación, ve la vida de una manera completamente distinta y ha satisfecho sus expectativas y necesidades afectivas. Ese mundo que se menciona es en lo que la ha transformado a ella. 

El coro resulta bastante sencillo en el aspecto lírico, ya que éste consiste únicamente en las peticiones de la protagonista a su pareja de que la ame como él sabe hacerlo (y que la toque sólo como él sabe hacerlo). Incluso, al final del estribillo pareciera que lo presiona preguntándole que qué espera para hacerlo. 

La idolatría que tiene la narradora hacia su pareja continúa en la segunda parte de la canción en donde ella realiza varias alusiones o símiles en donde lo ubica en un sitio propio de lo sacro o lo sagrado. La primera de estas menciones afirma que cuando se encuentra con él resulta similar al hecho de que se encontrara en el paraíso. En la segunda comparación, la narradora compara cada pulgada de la piel de su pareja como un grial sagrado que ella debe encontrar, situación que tiene evidentes vínculos al aspecto sexual. 

La narradora procede a explicar cómo se siente cuando se encuentra al lado de su pareja. Su corazón arde continuamente gracias a la pasión que siente y su mente no se encuentra del todo despejada, ya que el amor la ciega continuamente y la hace sentirse mareada. Sin embargo, para contrarrestar su falta de razón o la posibilidad de pensar claramente, dejará que su pareja la guié en todo momento; es decir, ha depositado toda su confianza en él y dejará que sea él quien la oriente por el camino que considere adecuado. 

Esta canción muestra la existencia de un amor desenfrenado en donde uno de los miembros de la pareja —la narradora— ha moldeado su vida en torno a la relación hasta el grado de desarrollar cierta dependencia, una dependencia que podría llevar al oyente de la canción a preguntarse qué pasaría con la protagonista si esta relación terminase.

 

Análisis de la música:

La canción comienza con unas sutiles notas producidas por sintetizadores que poco a poco van in crescendo hasta hacerse perceptibles por completo. La voz de Ellie Goulding no tarda en adherirse a la canción acompañada por la batería y un bajo eléctrico. Conforme va progresando la canción es posible distinguir varios acordes interpretados por un piano o un sintetizador. 

Al momento en que comienza a sonar el coro, pareciera que gran parte de los instrumentos se encuentran suspendidos y únicamente prosiguen la voz de Goulding y algunos acordes de los sintetizadores. La segunda parte de la canción retoma la musicalización que había predominado durante la primera, sólo que ahora se intercalan algunos arreglos vocales que oscilan los tonos agudos. 

La segunda repetición del coro varía bastante de la primera, ya que es posible distinguir ahora la existencia de un coro de voces —valga la redundancia— que acompañan a Goulding y brindan de mayor potencia a esta parte de la canción. Como bien han mencionado los críticos, Love me like you do es una pieza musical bastante completa, con una interpretación poderosa y valiosa que hará que, seguramente, sea recordada como uno de los temas icónicos de Ellie Goulding.

 

 

 

Por: Alfonso Ortega Mantecón.

@PonchoCorax