© 2019 by El analista de canciones  All rights reserved. Alfonso Ortega Mantecón. Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General de la Página.

 

Aviso de privacidad

Los dinosaurios- Charly García

Análisis de la letra:
Esta es mi primer entrada en este espacio y, como se enterarán, me gusta criticar, analizar y... ¿por qué no? Hacer mofa de los artistas y compositores que escuchamos en la radio, en el iPod o en Internet.
Como recién empezamos este proyecto, quise escoger esta canción que, si bien es argentina, queda muy bien en el contexto mexicano de hoy, donde la prensa izquierdista lucra con los fantasmas históricos del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Incluso, el título de la pieza musical parece una clara dedicatoria para nuestros amados dirigentes.
Para poder entender la canción, primero hay que contextualizar que Charly García hace referencia y contradicción al Dinosaurio de Augusto Monterroso. El músico afirma que los dinosaurios van a desaparecer, mientras Monterroso piensa que “al despertar, el dinosaurio todavía estaba allí”1. Sin más expliquemos esta canción.
La primera estrofa nos habla de una realidad de aquella época (1983) y, tal vez, la de hoy. Tiempo en el que los amigos pueden desaparecer, los cantores de radio pueden desaparecer, quienes aparecen y escriben en los diarios también pueden desaparecer y la persona que amas puede desaparecer. No es que Charly carezca de sinónimos para el verbo desaparecer, sino que al repetir una palabra quiere recalcar su peso y su importancia, en especial al miedo a “desaparecer”.
La segunda estrofa nos da un poco de libertad interpretativa, en especial en la palabra “aire”, los mexicanos podrían pensar que se refiere a los avionazos del sexenio pasado –si se traslada la letra a un contexto contemporáneo– ya que es una forma de desaparecer en el aire. Por otra parte podríamos entenderlo como una sinécdoque donde “aire” se refiere a la libertad de expresión, misma que se aprecia en el momento de “estar al aire” en la radio o en televisión, es así como vives y como también te desvaneces. La calle es más simple, pero no por ello menos simbólico. En mi caso, creo que se refiere a las protestas y manifestaciones que ocurren en la calle, donde la policía o ciertos grupos pueden borrar a los activistas, tal vez Charly García pensó en los jóvenes de la Noche de los jóvenes o en nosotros los mexicanos en Tlatelolco de 1968.
La siguiente estrofa es esperanzadora, a pesar de que la canción y su acompañamiento no pierden la fuerza ante ese miedo a desaparecer. Se afirma que los amigos “pueden” desaparecer, siendo ésta una posibilidad, mientras que los dinosaurios sí lo harán. Si eres anti-priista y crees que Charly tiene voz de profeta puedes dormir tranquilo; por el contrario, yo creo que Monterroso tiene razón y cuando despiertes el dinosaurio seguirá allí. Pero ya me desvié un poco, así que volvamos a la cuarta estrofa.
Ésta hace referencia en vocativo a su amor. Venga, el amor es la única esperanza que queda cuando no sabes si al terminar de leer vas a desaparecer. Ante esta situación expresa que su yo poético no está tranquilo, es sábado en la noche, donde uno suele ahogar sus penas en alcohol o ir al cine y olvidarse de lo que pase afuera, pero un amigo esta en cana –dígase policía, prisión, le cayó la chota– y ahí sí, cuando ya no es un “puedes desaparecer”, sino un “vas a desaparecer” el mundo se desvanece.
La última estrofa –sí, ya por fin se acaba tanta paja– habla primero de los pesados, los jefes, la élite que con tanto pasado (en el verso se simboliza como equipaje) que claro, como buenos políticos tienen cola que les pisen, crímenes que serán juzgados. Por eso, “cuando el mundo tira para abajo” se refiere a cuando las cosas van muy mal y se van a poner peor es mejor no estar atado a nada, sea a un pasado tenebroso, a una evasión de impuestos, a una injusticia que pronto tendrás que pagar. Al final de la pieza, se concluye con el verso: “imaginen a los dinosaurios en la cama”. ¿Cómo durmió Elba Esther Gordillo, antigua líder SNTE, antes de estar detenida? ¿Cómo duermen esos dinosaurios en sus casas de lujo? ¿Cómo le harán para que en la cama y en la oscuridad la conciencia no les atormente?
Yo sé que este análisis parece más un pretexto para hablar de política que para hablar de música, pero venga, el mensaje es político. Entiendo que fue escrito para la Argentina militar, pero bien le queda a nuestro país.

Análisis de la música:
Yo no soy músico y a duras penas sé leer el pentagrama, pero nadie que escuche Los dinosaurios puede negar que ese piano que acompaña la lírica genera una ansiedad al miedo a desaparecer. Pero si no me creen o me tachan de exagerado les dejo la canción para que la disfruten.

Espero les haya gustado esta entrada, si quieren que analice una canción estoy abierto a sugerencias y si no les gustó, también acepto críticas (en la sección de contacto).

Análisis del contexto histórico:
La letra de la canción de Charly García es considerada como una de las mejores canciones de la música latinoamericana y de su país. Toda la canción es una metáfora que se generó alrededor de la última dictadura militar que ocurrió en Argentina (entre 1976 y 1983). Se exaltan las acciones terroristas por parte del Estado y haciendo énfasis en la gran cantidad de personas que desaparecieron durante esa época “misteriosamente” y sin dejar rastro alguno.

 

1 Actualidad Literatura. <<Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí>>. (en línea).  Disponible en http://www.actualidadliteratura.com/2009/07/28/desperto-dinosaurio-all/ . Página consultada el 3 de mayo de 2013.



Alejandro Escalante Iturriaga.

ÁLBUM

 

Ficha Técnica

Título de la canción: Los dinosaurios.
Cantante:
Charly García.
Álbum: 
Clics Modernos.

Compositor: Charly García.
Disquera:
SG Discos.
Año:
1983.
Género musical:
Rock.