© 2019 by El analista de canciones  All rights reserved. Alfonso Ortega Mantecón. Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General de la Página.

 

Aviso de privacidad

Little Talks- Of Monsters and Men.

Little Talks es el primer sencillo la banda indie Of Monsters and Men. La canción parece ser, en primera instancia, una canción alegre y movida, llena de vitalidad y frescura, sin embargo, la letra de la banda originaria de Islandia ha sido cuestionada por su oscura temática.



Análisis de la letra:
La canción comienza con un diálogo entre una voz femenina y una masculina. La mujer parece sentirse asustada e intimidada ante la soledad de la casa: hace énfasis en que las escaleras parecen producir ruidos que le impiden conciliar el sueño. El hombre, por su parte, la consuela con palabras tan dulces —Hold my hand, I’ll walk with you my dear (Toma mi mano y caminaré contigo, querida mía)— que denotan el gran afecto que siente por ella. La voz femenina afirma que no puede confiar en ella misma, que hay una voz dentro de su cabeza que la está aprisionando y le impide discernir lo que es correcto de lo que no lo es, lo cual hace creer que la mujer experimenta alguna clase de trastorno mental (posiblemente esquizofrenia) que la hace alucinar y escuchar tanto sonidos como voces dentro de una casa vacía.
Por la forma en la que la voz masculina se muestra muy afligida por la condición de la mujer diciéndole que “lo mata verla de esa manera” (It’s killing me to see you this way) y refuerza la idea de que la mujer padece alguna enfermedad cuando le dice que su mente está jugando con ella.
La mujer menciona que pronto todo se va a terminar, que todo será enterrado al igual que el pasado que compartieron, pasado al que el hombre describe como “lleno de vida y lleno de amor”. Aquí comienzan a darse indicios de que el hombre, quien pugnó en algún momento como su amante o esposo, se fue marchó mucho tiempo atrás. La carga que le dan a las palabras “enterrar”, “fantasma” y “cuerpo” da a entender que éste falleció.
El coro está compuesto por las dos voces cantando en conjunto, invitando al otro a no escuchar una palabra de lo que sale de su boca (Don’t listen to a word I say), como si ambos personajes estuvieran conscientes de que lo que está ocurriendo no es real: la mujer por su enfermedad y el hombre porque no está vivo.
Terminando el primer coro, se escucha una banda tocando una alegre melodía que es interrumpida repentinamente por unas lejanas campanadas de reloj, seguidas de cristales que se rompen.
Posteriormente, los amantes recuerdan la forma en la que se separaron. You are gone, gone away, I watched you disappear, all that’s left is the ghost of you (Te has ido, ido lejos, te vi desaparecer, todo lo que queda es tu fantasma), haciendo alusión a la falta que hacen y lo duro que fue ver partir al otro de manera permanente. Las frases we’ll meet again soon (pronto nos encontraremos de nuevo) y I’ll see you when I fall asleep (te veré cuando duerma) son la clave para entender que la mujer está considerando el suicidio como una alternativa para encontrarse con el amor que perdió. 
El estribillo de la canción Thought the truth may vary, this ship will carry our bodies safe to shore (La verdad puede variar, este barco llevará nuestros cuerpos a salvo a la costa) es el que se repite tres veces, cada vez con menor fuerza vocal, hasta que la canción termina. Ambos personajes se encontraban a la deriva, por así decirlo, ninguno encontraba el lugar donde pertenecía sin el otro, por eso cuando la canción menciona “llevará nuestros cuerpos a salvo a la costa” se refiere a que los protagonistas  yacerán sin vida, pero “a salvo” por el simple hecho de estar juntos.
A pesar de que a lo largo de la canción parece desarrollarse una pequeña conversación, la mujer nunca parece dar señales de reconocimiento hacia la voz masculina. Incluso, si se eliminaran los diálogos del hombre, los de la mujer tendrían total coherencia, como si se tratara de un monólogo al que el hombre trata de interrumpir en un afán por convertirlo en un diálogo bidireccional. Este sutil detalle refuerza ambas posturas: la mujer está hablando sola por culpa de su desorden mental y que el hombre es en realidad un fantasma que no puede hacerse escuchar por su amada.



Análisis de la música:
La música que acompaña a Little Talks es, como se mencionó en un principio, alegre y ligera, donde destacan los sonidos de trompetas y unos ocasionales “hey!” que parecen incitar a los oyentes a animarse y no notar la triste historia que se cuenta.
El acordeón es el instrumento que enfatiza los momentos decisivos de la narración, como cuando se exponen tanto el estado mental como las intenciones de quitarse la vida de la mujer; y, junto con la guitarra, es el único acompañamiento cuando va terminando la canción y las voces de la pareja se van haciendo cada vez más distantes y débiles.
La música parece casi inadecuada para la temática del sencillo de Of Monsters and Men, sin embargo es esta yuxtaposición de lírica alegre-temática oscura lo que llama la atención de la canción y hace que sea tan enriquecedor analizarla.





 

 

Valeria Ordóñez

ÁLBUM

 

Ficha Técnica

Título de la canción: Little Talks.
Grupo:
Of Monsters and Men.
Álbum:
My Head is an Animal.

Compositores: Arnar Rósenkranz Hilmarsson, Brynjar Leifsson, Nanna Bryndís Hilmarsdóttir, Ragnar  Þórhallsson.
Disquera:
Universal.
Año:
2011.
Género musical:
 Indie Folk.