© 2019 by El analista de canciones  All rights reserved. Alfonso Ortega Mantecón. Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General de la Página.

 

Aviso de privacidad

La Evolución de... Miley Cyrus.

 

Mucho se ha dicho sobre las estrellas que abandonan Disney y sus trágicos finales. Con trágicos me refiero a su evidente pérdida de fama y su involucramiento en películas o producciones más “maduras” para salir del estereotipo impuesto por la empresa. Entre los casos más recientes se encuentra el de Miley Cyrus, la antigua y muy famosa Hannah Montana, quien cautivaba a los niños y niñas de todo el mundo, además de ser el crush de muchos jóvenes adolescentes. Entre los artículos y productos de Hannah que existían se encontraban su serie de televisión, varios artículos escolares, ropa, discos e incluso una película. Su suave música pop que hablaba de la amistad y los valores fue parte de la infancia y adolescencia de muchas personas.

Ahora, lejos ha quedado la Miley que conocíamos. Con su cabello cortado al estilo de Pink, sus atrevidas letras y su último y escandaloso video musical, pocos dirían que hace más o menos 5 años esa era la niña que salía en los programas de televisión de Disney, que firmaba autógrafos a los niños y cantaba dulces, y quizás no muy profundas pero entretenidas, canciones pop. Lejos ha quedado la dulce niña Disney, pero: ¿Es para bien?

 

Análisis de la letra de "Start All Over": 

La letra del primer single de Miley Cyrus fuera del papel de Hannah Montana es realmente sencilla. En ella Miley comienza diciéndonos si la ola que va a tomar será muy grande para enfrentar. Se pregunta si cometer o no cometer una acción tan loca, y no entendemos a que se refiere. Es obvio que algún reto la espera, pero no sabemos qué es. Pero luego de dos versos el misterio es revelado y da paso a una letra genérica. Miley dice: “Es antes de lo que esperaba pero llamaste, pierdo el control y no hay duda. Lo empezaré todo de nuevo”. Con esta última frase entendemos en torno a qué girará la canción: le dará una segunda oportunidad a una relación que consideraba perdida.

Luego viene el coro en el que Miley dice que se pone fuera y lejos del fuego constantemente. Sus impulsos viene de su mente, o peor de acuerdo con la letra de la canción. A qué se refiere esta frase no queda muy claro pero rima y queda bonito en el contexto de la canción. Al fin y al cabo hay que recordar que su audiencia eran principalmente fans de su serie en Disney: no se esperaba profundidad, se esperaba pegajosidad. 

Luego Miley se vuelve a dirigir al chico del que hablaba. Le dice que es fantástico y romántico al mismo tiempo. Se alegre de que él haya dejado la alerta de dudas atrás. Y él ha capturado su corazón. La canción habla de un romance adolescente bastante inocente e idealista, justamente lo que su público, y sus padres, buscaban en ese momento. Nunca habla ni siquiera de un beso, el amor que se muestra es el típico que los jóvenes adolescentes llaman un crush, un chispazo romántico en el cual lo que importa es sólo estar con la otra persona. El simple hecho de que él la llame ya la hace feliz.

Luego ella dice que él la perturba, en el buen sentido, y ella no se arrepiente. Es ésta la razón por la que ella quiere estar con él. Luego hay una doble repetición del coro y la canción concluye. No hay gran complejidad, se le da al público lo que pide. Una canción dulce e inocente sobre un romance  de la Hannah Montana que todos conocían, sólo que con cabello castaño.

 

Análisis de la música de "Start All Over":

Sin importar lo que diga la ficha técnica, algo en lo que todos podemos coincidir es que ésta es una canción pop en el más amplio sentido de la palabra. Es pegajosa, repetitiva y entretenida. La música de “Start all over” tiene como propósito satisfacer a todas esas personas que gozaron de “The Best of Best Worlds” o de “Nobody´s Perfect” a la vez que introducen a Miley Cyrus como una artista separada de su personaje ficticio Hannah Montana, y esto lo consiguen con éxito. Al mismo tiempo, se ocupan de no perder a su audiencia principal, pero hay una clara intención de abrirse caminos en el futuro. Alegre y comercial, la música de esta canción resulta entretenida sin resaltar del género.

El video de la canción va totalmente con el tono infantil e inocente de Cyrus. Cargada de colores, dinamismo y bailarines, el video recuerda a alegres escenas de musicales como “Hairspray”. Se muestra gente alegre por todos lados, divirtiéndose de manera sana y disfrutando de la música de Miley, quien concluye su canción en un escenario frente a sus fans con una gran sonrisa en el rostro.

 

Análisis de la letra de "We Can't Stop":

La canción es un himno al libertinaje y la diversión descontrolada. Comienza con una voz gruesa y distorsionada que enuncia los principios de la canción: “es nuestra fiesta  y podemos hacer/decir lo que queramos, amar/besar/tener relaciones con quien queramos”. Y así inicia la canción. Miley comienza a describirnos su fiesta: “Vasos rojos y cuerpos sudorosos por todas partes, manos en el aire como si no nos importara”. Dice que vinieron a divertirse y que nadie se puede ir. Se van a quedar toda la noche hasta el amanecer. La fiesta ha comenzado y no van a parar de divertirse.

Luego viene el coro. Miley nos dice que a sus amigos y a ella les gusta divertirse. Están felices de bailar con ella (Miley) y esa es su casa, y allí ellos hacen las reglas. No hay límites, eso es lo que se entiende por diversión. Y no pueden detenerse. La noche es sobre ellos. Es más, esta vida es sobre ellos. Ellos gobiernan las cosas, no las cosas a ellos. Y nos aconsejan que jamás tomemos nada de nadie. Y vuelve la voz distorsionada a describir lo que se contó al inicio. 

Todo este discurso vacío y pretencioso refleja muy bien el pensamiento de muchos jóvenes. Lo que plantea la canción es que estar ebrio y haciendo lo que quieres es la verdadera diversión. Vivir sin responsabilidades y ser el centro del mundo es la verdadera manera de vivir esta vida. En lugar de diversión todo este discurso suena más a nihilismo. Y la canción continúa.

Ahora Miley nos sigue describiendo su “celebración”. Está con sus amigas moviendo el trasero como chicas en club de striptease.  Luego, obviamente justificando esta última y vulgar frase, dice que sólo Dios te puede juzgar, y que olvides a los que te odian porque alguien te ama. Esta afirmación final Parece contradictoria a todo el comportamiento autodestructivo que hasta ahora nos ha descrito Miley.  Luego de que nos dice que hay una línea en el baño porque todos conseguir una línea en el baño, una clara alusión a cocaína, podemos pensar que tal vez esta “fiesta” no es el lugar más agradable. El espectáculo descrito raya tanto en la vulgaridad que cualquier emoción de dicha que la canción debería transmitir queda eliminada.

Y Miley, efectivamente, no puede parar su fiesta. La canción continúa repitiéndonos largo coro antes de acabarse. Sin embargo, la sensación que nos deja no tiene nada que ver con la alegría descrita en la canción. Una rara sensación de vacío es lo único que se queda con el oyente.

 

Análisis de la música de "We can't stop": 

La música de esta canción es sumamente importante para entenderla, así como el video. Al contrario de lo que la letra pueda sugerir, la canción sigue un ritmo repetitivo y lento. La canción tiene una melodía que raya en lo deprimente, dando a toda la tonada una sensación de alegría vacía en la “gran” fiesta que se está celebrando. “We can’t stop” es una canción muy extraña. Por un lado su ritmo resulta pegajoso, la letra se queda con el oyente tras oír la canción. Sin embargo, no resulta muy agradable al oído en términos estéticos. No es una canción que uno bailaría en una fiesta, y res una que alguien raramente elegiría cantar en un karaoke, sin embargo, resulta fácil imaginarse esta canción en un ambiente de borrachera y decadencia humana como el descrito en la canción. Por más que la canción describa alegría y libertad, al escuchar la música es imposible no pensar en que la verdad suena triste y vacía.

En el video ocurre lo mismo. Las imágenes allí mostradas, si bien nos muestran lo que la letra va describiendo, resultan vulgares y quitan todas las ganas de ir a la fiesta de Miley, si es que a alguien le quedaba alguna. Imágenes de acciones extrañas (como Miley besando a su muñeca Barbie de manera provocadora en la piscina o la chica cortándose los dedos falsos) no son ni lo suficientemente extrañas para sorprender al estilo de Lady Gaga o Nicki Minaj ni lo suficientemente estéticas para agradar al observador. Todo el video cuenta con el tono extraño y deprimente que rodea a la canción. Puede que nadie haya escuchado algo como “We can’t stop”, y quizás es mejor que se quede así.

 

Comparación:

Con el tiempo, Miley fue cambiando su imagen, poco a poco, para salirse de la imagen de niña dulce y tierna de Disney. Así sus canciones se fueron haciendo cada vez más maduras, sin salirse del género pop en general. Pese a que la mayoría seguía hablando de romances y desamores sí se puede ver una clara diferencia entre “7 Things” (2008), “Party in the USA” (2008) y “Who owns my heart”. (2010). En este último ya se empieza a ver a la atrevida Miley que conocemos hoy. Sin embargo, todas estas canciones no se salen de lo pegajoso, de lo pop, de lo regular en Miley Cyrus. Todas, incluso “Who owns my heart” son canciones que uno esperaría oír de una artista pop. Luego este año, 2013, salió la canción “We can’t stop” la cual no se parece a nada que haya hecho Miley, y no en un muy buen sentido. 

En un inicio sus canciones proyectaban a una niña infantil dedicada a su público adolescente. Al igual que toda niña Disney, Miley cuidaba su imagen y rara vez se hablaba de ella en los medios si no era para promocionar alguno de los productos de su serie o de su película. El problema es que en su intento de salirse del estereotipo de niña Disney Miley cambió su estilo de manera tan radical que resultó grotesco para la audiencia. La diferencia entre ella y otras cantantes algo extravagantes es que ese estilo es de ellas, es su firma, su público las adora por eso. En cambio Miley, por más atrevida que haya sido en sus canciones del pasado, no cuenta con su propio estilo. La audiencia ya no sabe qué esperarse de ella y su intento de parecer una chica ruda y sexualmente descontrolada no es lo que ella siempre ha proyectado. En lugar de un logro, parece un desesperado intento por llamar la atención del público. Qué nos traerá Miley en el futuro, no lo sé. Está claro que la Miley inocente y tierna no volverá, pero ¿acaso podrá salir a flote con esta nueva imagen?

Pese a que resulta casi imposible creer que ambas canciones son de la misma cantante, al menos ambas tienen algo en común. Son, hasta cierto punto, pegajosas y no muy profundas, y ambas hablan de problemas adolescentes, claro que en sentidos muy distintos. Si Miley ha evolucionado para bien o para mal es algo que le tocará juzgar a la audiencia y a los tiempos venideros. En lo personal prefiero a la Miley de antaño, al menos me mantenía con una sonrisa en el rostro. 

 

 

 


 

 

ÁLBUM

 

Ficha Técnica

Título de la canción: Start All Over.

Cantante: Miley Cyrus.
Álbum: Hannah Montana 2: Meet Miley Cyrus.

Compositores: Fefe Dobson, Ane Preven, Soctt Cutler.
Disquera: Hollywood Records.
Año: 2008.
Género musical: Pop.

ÁLBUM

 

Ficha Técnica

Título de la canción: We Can't Stop.

Cantante: Miley Cyrus.
Álbum: Bangerz.

Compositores: Mike L. Williams II, Timothy Thomas, Ricky Walter, Theron Thomas, Douglas Davis.
Disquera: RCA
Año: 2013.
Género musical: Pop. R&B. 

STAFF