© 2019 by El analista de canciones  All rights reserved. Alfonso Ortega Mantecón. Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General de la Página.

 

Aviso de privacidad

Hopelessly Devoted to YouOlivia Newton-John

Ficha Técnica

Título de la canción: Hopelessly Devoted to You.

Cantante: Olivia Newton-John.

Álbum: Grease.

CompositorJohn Farrar.

Disquera: RSO, Polydor.
Año: 1978.

Género musical: Soft Rock.

Análisis​

Hopelessly Devoted to You es una canción perteneciente a la película musical Grease (Randal Kleiser, 1978) y se encontró nominada como mejor canción en la entrega de los premios Oscar. Asimismo, en la cinta no se había incluido originalmente esta pieza musical, sino que el productor de Olivia Newton-John —John Farrar— compuso este tema para incluirlo en el filme convirtiéndose así, en uno de los temas más icónicos de esta producción cinematográfica. 

 

Análisis de la lírica:

Para este análisis no se tomará en cuenta el contexto de la película en donde figura esta canción, sino que únicamente se considerará lo que se quiere comunicar a través de la lírica. No obstante, la interpretación de la letra encaja a la perfección en la trama del filme, pudiendo concluir, así, que la inserción de este tema musical en la diégesis cinematográfica se encuentra justificada al cien por ciento. 

Después de una breve introducción musical, la voz de Olivia Newton-John comienza a interpretar la primera estrofa. En ella, da a entender cuál es la situación en la que se encuentra: tiene el corazón destrozado y llora continuamente; esto se debe, evidentemente a una ruptura y a una desilusión amorosa. No obstante, ella está consciente de que ella no es la primera mujer que ha pasado por esta situación, ya que —como ella supone— es posible que su antigua pareja haya dejado de la misma manera a más de una mujer. 

Por esto mismo, la narradora afirma que su corazón no es el primero que han roto, sus ojos tampoco han sido los primeros en llorar y, sobre todo, ella no es la primera que se da cuenta de que no hay forma de olvidar ni superar lo vivido con su ex pareja. Seguramente, ella se ha enterado de que el hombre con el que anduvo dejó a otras mujeres de la misma manera, como si se tratara de su modus operandi

En la segunda estrofa, la protagonista hace burla de sí misma diciendo que es una tonta que únicamente se limita a permanecer sentada esperando el regreso de su antigua pareja. Aún tiene la ilusión de que la situación pueda remediarse y que todo vuelva a ser como antes de la ruptura. Ahora, ella le pide quien fue su pareja que se dé cuenta que ella no es, realmente, nadie sin él a su lado. Como bien menciona el título de la canción: ella, sin esperanza alguna de cambiar, será siempre devota a él. No tendrá ojos para alguien más en su vida. 

Seguramente, la ruptura es algo que se dio recientemente en la vida de la protagonista y por esto sigue sintiendo tanto apego hacia su amado, hasta el grado de afirmar que nunca podrá superar esta situación y dando a entender que ella no puede ser ella misma o llevar a cabo su vida de manera habitual. Esto queda plasmado a la perfección en el coro de la canción. En él, la narradora expresa que se siente expuesta desde el momento en que se dio la separación y que no encuentra un sitio en donde esconderse de los recuerdos y de todos los sentimientos que llegan a atormentarla. Ella se siente de esa manera desde que él decidió apartarla de su vida —hasta este verso se sabe qué fue lo que ocurrió realmente— y admite que se encuentra fuera de sí misma sin poder reconocerse. 

Tras la triple afirmación de que ella permanecerá devota y dedicada por completo a él da inicio la tercera estrofa. En ella se presenta el conflicto que se está dando en la mente de la narradora. Está consciente —porque la razón se lo dice— de que está actuando erróneamente y que lo mejor sería olvidar a su antigua pareja de una vez por todas. Sin embargo, los sentimientos —su corazón— le pide que no lo deje ir. Guiada y aconsejada por este último, la protagonista decide permanecer en ese estado hasta el fin (o el momento en que se dé la resolución final y cuando le conste que lo ha perdido por completo.

 

Análisis de la música:

La canción comienza con una breve introducción interpretada por un sintetizador que es acompañado por una sutil batería. Justo al momento en que comienza a cantar Olivia Newton-John se escuchan los acordes de una guitarra y un bajo en el fondo. La batería continúa discretamente y el sintetizador pasa a realizar únicamente algunos arreglos al final de cada una de las estrofas emulando la entonación del título de la canción. 

Al momento de llegar al estribillo es posible distinguir que se da un quiebre musical donde se aprecia un coro de voces que acompañan a la de la cantante. La batería adquiere mayor intensidad, cosa que ayuda a señalar que se trata de uno de los momentos más importantes de la canción.

 

 

 

 

 

Por: Alfonso Ortega Mantecón.

@PonchoCorax