© 2019 by El analista de canciones  All rights reserved. Alfonso Ortega Mantecón. Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General de la Página.

 

Aviso de privacidad

Hasta la piel- Carla Morrison.

 

 

Todos hemos tenido esos momentos emocionales absurdos. Donde queremos perdernos debajo de las cobijas hasta nuevo aviso porque el miedo irracional a perder a quienes amamos y la sensación de vacío y soledad se han apoderado de nuestra mente. En ese estado emocional me encontraba cuando escuché por casualidad “Hasta la piel” de la cantautora originaria de Baja California, Carla Morrison; una canción cargada de melancolía y hasta esa cierta tristeza que suele acompañar al enamoramiento.

 

Análisis de la letra:

Con una voz cargada de sentimentalismo, Carla abre la canción confesándole a una figura masculina que no quiere perderlo, está consciente de que hay cierta distancia (física o metafórica) entre la pareja que está amenazando la “miel”, la dulzura, la cursilería, por así decirlo. No quiere tener la alegría de sentirlo suyo para, en el momento más inesperado, encontrarse sumergida en el dolor de perderlo, dolor tan agudo que sería capaz de llegarle hasta la piel. 

En el estribillo, Carla le dice al dueño de la canción que tiene dentro de ella semillas de él, haciendo alusión a la forma en que ese personaje la ha marcado, han pasado juntos tantas cosas que siente que tiene una parte de él en su interior; semillas que parece que mueren poco a poco sin la esencia de su dueño. 

El coro es muy fuerte y dramático desde el primer verso: “quiero sentarme a llorar”. La canción parece escrita a manera de desahogo, Carla busca “sacar de adentro mil cosas” que le quiere decir a esa persona que la hace sentir tan fuerte cuando está a su lado y tan débil cuando está sin él. La frase “quiero guardarme la moral” significa que quiere dejar de lado todas esas reglas de etiqueta, y simplemente besarlo, así deba de “robar” los besos, tomarlos de improviso de esa boca que considera “su propiedad”. 

En la siguiente estrofa se refuerza el miedo de la cantante a perder a su amado. Teme que el amor se acabe y él encuentre “otro sabor a miel”, otro amor que le inspire esa sensibilidad y dulzura que caracterizan al inicio de una relación. En el último verso antes de repetir el estribillo y el coro, la cantante entiende que es el gran amor que siente lo que la vuelve intensa y temerosa. Entiende que ese miedo y ese sentimentalismo tan fuertes se deben únicamente a un amor igual de fuerte. 

 

Análisis de la música:

La voz de Carla Morrison es la parte más fuerte de la canción, sin embargo, el sutil acompañamiento encabezado por una guitarra acústica dan esa sensación de profundidad y enfatizan la enorme carga sentimental que tiene la letra.  La guitarra eléctrica y el ritmo de la batería dan ese toque moderno a la canción. Pequeños coros agudos en un segundo plano predominan a lo largo de la canción, logrando una mezcla muy interesante con la voz principal.

 

Valeria Ordóñez

 

 

 

ÁLBUM

 

Ficha Técnica

Título de la canción: Hasta la piel.

Cantante: Carla Morrison.
Álbum: Déjenme Llorar.

Compositora: Carla Morrison.
Disquera: Cosmica Records. Intolerancia Records.
Año: 2012.
Género musical: Indie.