© 2019 by El analista de canciones  All rights reserved. Alfonso Ortega Mantecón. Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General de la Página.

 

Aviso de privacidad

Europa- Mónica Naranjo.

 

“Europa” es una canción repleta de simbolismos y metáforas. Algunos fieles seguidores de la cantante Mónica Naranjo aseguran que en la lírica de la composición se está narrando su vida y su trayectoria artística –situación que no creo sea cierta debido al título de la canción que es el vínculo directo a la gran metáfora que se construye. Para realizar este análisis es indispensable combinar el análisis de la lírica con el del contexto histórico de Europa, en este caso. Es por esto que comenzaré citando cada verso de la canción y su explicación a continuación.  

 

Análisis de la letra:

La primera estrofa comienza con el verso: “Yo era la rosa dorada del sol”. El continente europeo se consideró, por varios siglos, como el centro del mundo. Todo lo que se encontraba fuera de Europa era considerado como impuro e incivilizado, claro ejemplo son los pueblos bárbaros de las islas del norte y los hunos provenientes de Asia. ¿Por qué se considera a Europa como la rosa dorada del sol? El astro solar es el protagonista de numerosas leyendas y narraciones pertenecientes a diversas mitologías, en gran parte de ellas es considerado como el dios supremo. Cabe señalar que la mayoría de las civilizaciones antiguas que son la base del mundo contemporáneo –los helénicos y los romanos– nacieron en Europa. Asimismo, el cristianismo reinó en gran parte de este continente. El primer verso de la canción se podría traducir en lenguaje coloquial como: Europa era el sitio predilecto de Dios.

“Lluvia de vino, burbuja de amor”. Este verso, probablemente hace referencia a las celebraciones que se llevaban a cabo en aquella época de los reyes absolutistas. El vino era una bebida que no podía hacer falta en las fiestas de la realeza. Esta bebida cuenta con un gran simbolismo a lo largo de la historia. En la antigua mitología griega se le llegó a conocer como la bebida de los dioses –incluso había una deidad de él: Dionisio–, un manjar para los mortales. En la misma celebración católica, el vino es un elemento indispensable, se trata de aquella bebida elaborada con base en el fruto de la vid que es capaz de unir a los hombres en cuerpo y alma por una misma creencia. Al mencionar una lluvia de vino en la lírica, se refiere a la gran unidad y estabilidad que existía en Europa. A pesar de las guerras entre países, los hombres se mostraban leales a sus monarcas y sometidos por el tiránico poder de la Iglesia. Sin embargo, este dominio no duraría mucho, ya que en cualquier momento la “burbuja de amor” en la que se encontraban podía estallar. Tal y como la caja de Pandora, la realidad y los males de la humanidad llegarían hasta ese gran continente europeo y la situación cambiaría drásticamente. 

“Y mi palacio fue la juventud”. Con este verso se refiere a los recintos de los reyes y emperadores absolutistas. La juventud de la nación europea se encontró en la época del absolutismo, alrededor del siglo XVII. Los castillos y palacios eran la forma en que los monarcas transmitían su poder, mientras más tierras tuvieran o de acuerdo a la extravagancia de los edificios se definía su poder. 

“Cuando cantaba yo, soñabas tú”. Se podría considerar que este verso está siendo interpretado por la Europa de esa época. Los gobernantes y religiosos eran quienes tomaban realmente las decisiones y el pueblo se limitaba a obedecer. Aunque, en el fondo de su mente, los habitantes de aquellas tierras absolutistas soñaban con aquella libertad e igualdad que tanto anhelaban. Muy pronto llegarían dos movimientos sociales que desencadenarían grandes cambios en el continente: la Ilustración y la Revolución Francesa. 

“Tuve la gloria, tuve tu devoción, y me sentí querida, mimada por la vida, ciega de delirante ilusión”. Esta estrofa puede hacer alusión a dos situaciones: el comienzo de la pérdida de importancia de Europa debido al crecimiento de otros continentes o el sentir de la Iglesia misma. Analizando la primera opción; Europa se consideró el centro del planeta hasta finales del siglo XVIII, ahí se encontraban los países que controlaban diversas colonias y pueblos, era el centro de comercio mundial, ahí se encontraban los personajes más importantes. Sin embargo, la situación se salió de sus manos con la Revolución Francesa, en la que el pueblo comenzó a reprochar a los monarcas y a la Iglesia los abusos de poder y las sucesivas independencias de las colonias europeas dispersas por el mundo. Dios había apoyado a Europa todo el tiempo, ¿por qué le estaba retirando su ayuda en esos momentos? El continente europeo había sido una mera figura en el tablero de ajedrez de Dios, pero ella (Europa) se mantuvo ciega ante aquella ilusión que se había construido enmarcándola como el centro del mundo. 

Ahora, tomando en cuenta la perspectiva religiosa. Esta estrofa podría ser considerada como un discurso en el que la Iglesia Católica reprocha al mundo todo lo ocurrido con ella. Después de haber sido el eje religioso principal y con mayor número de creyentes; gracias a las diversas reformas religiosas y a la Ilustración, fue perdiendo el poder que había acumulado por numerosos siglos. No había esperado que los fieles fueran a abandonarla dejándose sucumbir por las envolventes palabras de los reformistas como Martín Lutero, Juan Calvino o Enrique VIII. La religión cristiana se sintió querida y mimada por los hombres, sin embargo ahora la habían traicionado. Al igual que Europa, fue una víctima más de aquella “delirante ilusión”. 

“Aria de amor, mientras aplauden tras el telón, en el ocaso muere el viejo dios”. Esta estrofa ayuda a reforzar las premisas planteadas en los párrafos anteriores. Siguiendo la perspectiva del discurso emitido por el continente europeo; el telón cae para Europa, su tiempo de gloria ha terminado por el albor de nuevos continentes que se convertirán en potencias mundiales y por la pérdida de fe en sus gobernantes. Europa intenta recuperar a sus seguidores entonando un aria de amor que se convierte en sus palabras de despedida. El continente idolatrado por todo el mundo ha muerto. Asimismo, considerando que la estrofa es un discurso de la religión se podría afirmar que –como dice el último verso– el viejo dios ha muerto. La gente aplaude tras el telón dando gracias de que aquella época de dominio absoluto y de corrupción ha terminado. La época de la represión religiosa ha terminado y se han abierto numerosas posibilidades que pueden practicar sin temor a ser juzgados por la Santa Inquisición o algún tribunal parecido. 

“Aria de amor, una quimera, una canción, que la victoria es grande, y Europa grande, grande el destino es hoy”. Después del pesimismo presentado en las estrofas anteriores, en esta se brinda cierta esperanza a Europa o a la religión. La figura de la quimera puede evocar a la bestia mitológica que es producto de la mezcla de varios animales, su simbolismo es la confusión e incertidumbre. El mensaje central de la estrofa es que a pesar de la decadencia que sufrirá Europa la victoria será grande, al igual que su destino. Si analizamos la historia universal, los acontecimientos ocurrieron tal y como han sido narrados en la lírica de la canción. Europa tuvo una etapa de decadencia que se dio con la caída de las monarquías absolutistas y con la independencia de sus colonias. Otros continentes comenzaron a crecer, pero los europeos llegaron de nuevo a la cima del mundo posicionándose como la Unión Europea. 

“Yo era la diva de aquella nación, grandes teatros llenaba mi voz y mi palacio tan hermoso ayer, de soledad y mármol fue después”. La religión es quien pronuncia esta estrofa. Después de que el emperador Constantino proclamó al cristianismo como la religión oficial del Imperio Romano, se convirtió en la creencia dominante en toda Europa, se convirtió en la diva de aquella nación. Su voz –sus mandatos y sus decisiones– eran capaces de mover al mundo entero y generar grandes cambios a su conveniencia, es a esto a lo que se refiere el verso “grandes teatros llenaba mi voz”. También podría entenderse que antes, las catedrales y basílicas no eran suficientes para dar cabida a todo el gran número de fieles que se reunían para escuchar a los predicadores –como el caso del religioso dominico Girolamo Savonarola– o que se reunían en actos públicos religiosos. En sus iglesias, catedrales y basílicas reina ahora la soledad y sólo se aprecia el frío mármol. ¿Dónde han quedado los fieles que esperaban con ansias que se abrieran sus puertas respectivamente? Todo esto ha quedado en el pasado. 

“La decadencia, la solución final. Entre las mil banderas, cruces y calaveras, símbolos de quimeras, te perdí”. Las diferentes banderas que surgieron en el resto del mundo gracias a la decadencia de Europa no hicieron más que aumentar la incertidumbre y la confusión que ya existía en la época (quimeras) y guerras (cruces y calaveras). Europa perdió a Dios ya que ahora estaba brindado su apoyo a otras naciones. Ahora, en el contexto religioso, con las “mil banderas” se hace referencia a las diferentes religiones que surgieron gracias a las reformas religiosas. Este cisma religioso no hizo mas que originar guerras y, por lo tanto, el deceso de muchos seres humanos. Unos claros ejemplos de estas masacres podrían ser la de los hugonotes en Francia y la de los protestantes en Inglaterra durante el mandato de María I (Bloody Mary). La Iglesia católica había perdido su poder sobre los hombres. La vieja Europa muere sola, loca y hundida en sí misma. 

En la siguiente estrofa se presentan numerosos versos en distintos idiomas, esto fue implementado para incluir en la canción la diversidad lingüística presente en Europa. “Aber warum ists so dunkel hier?”, esta pregunta se encuentra en alemán y significa: ¿por qué eres tan cruel?”. La interrogante se la hace Europa a Dios, ¿por qué le quita todo lo que había logrado? ¿Acaso esa es una forma de mostrarle la gratitud que debería tenerle? “Warum diese dunkel hier?”, este verso también se encuentra en alemán y se puede traducir como: “¿Por qué está tan oscuro aquí?” Ahora que Dios ha abandonado Europa, el continente se encuentra en una oscuridad espiritual. “Io sono disparata”, viene del italiano y significa: “Estoy (Europa) desesperada”. “Je suis saoule, je suis saolue d’amour”, se encuentra en francés y significa: “estoy borracha, estoy ahogada en amor”. 

“Oigo las bombas, águilas de terror. Y sueño en la basura, que envuelven tu figura y me refugio en el alcohol”. Esta estrofa hace alusión a la Segunda Guerra Mundial y a los diversos bombardeos que se dieron en ella. La época coincide con el gran auge de los bares y de los cabarets. Los ciudadanos, para olvidarse de la preocupación de la guerra acudían a estos lugares a embriagarse y a dejar atrás sus penas. Es por esto que se asegura que el refugio de los europeos, ante las águilas de terror fue el alcohol. 

“Europa grande y grandes al fin tú y yo”. Estos dos últimos versos hablan del renacimiento que ha tenido Europa en los últimos años. Gracias a la formación de la Unión Europea, las naciones que la conforman han crecido ampliamente tanto a nivel cultural como económico. 

Cabe mencionar que, a lo largo de la canción, unas cuantas voces alteradas electrónicamente pronuncian la misma frase constantemente: en francés “háblame destino”. Este adagio marca la incertidumbre que se ha sentido hacia el futuro de Europa. 

Esta canción nos narra el nacimiento, desarrollo, decadencia, apología y renacimiento de un continente tan importante en el mundo como lo es Europa. Da a entender que los pilares sobre los que se sustenta el mundo contemporáneo nacieron ahí o en sitios que alguna vez dominó. Me atrevo a declarar que “Europa” es una de las mejores canciones que se han escrito en el siglo XXI.

 

Análisis de la música:

En muchas ocasiones existen canciones con una excelente lírica, pero el acompañamiento musical es decadente o viceversa. En el caso de “Europa” existe esta comunión que conduce a la perfección. 

Se podría dividir a la canción en dos partes: una operística y otra con ligeros toques de rock. La introducción resulta asombrosa ya que se mezclan sintetizadores con una orquesta de cuerdas generando así un preámbulo de lo que se originará al momento en que la voz de Mónica Naranjo pronuncie las primeras palabras de la lírica. La música va in crescendo segundo a segundo, ésta llega a un punto culmen y se originan unos cuantos segundos de silencio. Posteriormente, la orquesta de cuerdas vuelve a intervenir acompañada de un bombo que marcan el inicio de la primera parte de la composición musical, esta secuencia se repite en cuatro ocasiones y termina con un ligero arpegio. 

La voz de Mónica Naranjo se suma al ensamble de cuerdas con su característica potencia. Los instrumentos continúan repitiendo la secuencia inicial. Al final de la primera estrofa se puede escuchar un coro de voces que realizan un ligero contra-canto a la primera voz, las voces no resultan muy claras e incluso se puede pensar que también fueron creadas con base en sintetizadores. 

La segunda parte de la canción comienza tras la cuarta estrofa. La voz electrónica que le pide al destino que le hable sirve como introducción a lo que se narrará en la segunda parte de la pieza musical. El ensamble de cuerdas desaparece completamente y es sustituido por instrumentos eléctricos y sintetizadores que crean un gran cambio. La misma voz de Mónica Naranjo ha dejado atrás el adagio y agilizado bastante, pero aún conserva su característico toque operístico. Conforme avanza la canción se añaden mayores sonidos como gritos y distintos matices que realiza la cantante con su voz. 

Además de ser una joya lírica, “Europa” cuenta con un arreglo musical digno de ser analizado minuciosamente.

Alfonso Ortega Mantecón

@PonchoCorax

 

ÁLBUM

 

Ficha Técnica

Título de la canción: Europa.

Cantante: Mónica Naranjo.
Álbum: Tarántula.

Compositores: Mónica Naranjo, José Manuel Navarro, Cristóbal Sansano, Iván Torrent, Jordi Garrido.
Disquera: Sony BMG.
Año: 2008.
Género musical: Adagio, Ópera, Rock.