© 2019 by El analista de canciones  All rights reserved. Alfonso Ortega Mantecón. Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General de la Página.

 

Aviso de privacidad

Eternal Flame- The Bangles

Ficha Técnica

Título de la canción: Eternal Flame.

Grupo: The Bangles.

Álbum: Everything.

CompositoresSusana Hoffs, Billy Steinbergy, Tom Kelly.

Disquera: CBS.
Año: 1989.

Género musical: Balada.

Análisis​

 

Análisis de la lírica:

Eternal Flame es una canción del grupo femenino The Bangles fundado en 1981 en los Estados Unidos, se trata de una balada que logró posicionarse en los primeros puestos de las listas de éxitos en 1989 tanto en América como en Reino Unido y en Australia.


El tema central de Eternal Flame es el descubrimiento del amor que ha tenido la narradora de la canción. Tras encontrarse por bastante tiempo en la oscuridad —la soledad—, ella ha encontrado una flama eterna —una luz— con la cual se siente segura, protegida y, sobre todo, acompañada. Esta situación le parece irreal a la protagonista, por lo cual continuamente se pregunta si realmente está viviendo esta situación o si se trata, meramente, de un sueño.


La canción consiste únicamente de tres estrofas, pudiendo considerar a la primera de ellas como el coro de la canción en vista del número de veces que se repite a lo largo de la composición (esto aunque tiene bastante similitudes en la línea melódica-vocal con la segunda estrofa). En todas ellas, se puede apreciar cierta tranquilidad por parte de la narradora, quien pareciera encontrarse en el mejor momento de su vida al lado de esa persona especial que está, ahora, a su lado.


En la primera estrofa —el coro—, la narradora se dirige directamente a su pareja. Le pide que cierre los ojos y que le dé su mano (se refiere de manera cariñosa a él). En seguida, ella le pone la mano en su pecho para que sienta su corazón latiendo. Ante esto, la protagonista le pregunta a su compañero si sabe lo que esto significa y si él también siente lo mismo. Esto permite suponer que el acelerado latir del corazón de la narradora, como consecuencia de lo que siente en ese momento, es algo completamente novedoso para ella. No obstante, se muestra insegura y llega a dudar de su pareja, preguntándole si él siente lo mismo; es decir, desea saber si sus sentimientos son correspondidos por éste.


En la misma estofa, la narradora se pregunta a sí misma si estará soñando, lo que da a entender que es la primera vez que experimenta esta situación y que aún resulta algo extraño o novedoso que no llega a comprender por completo. Asimismo, se pregunta si este fuego que siente en su interior es una flama eterna, en otras palabras, está preguntándose si este sentimiento será eterno y si perdurará, o si sólo será algo fugaz y momentáneo. Ante todo, se aprecia la esperanza de la protagonista porque se trate de algo que jamás termine.


En la segunda estrofa, la narradora se encargará de reafirmarse a sí misma que se trata, realmente, de una flama eterna que está destinada a subsistir. Esto lo sabe gracias a los sentimientos que experimenta al momento de encontrarse al lado de su pareja. Cuando lo ve dormir sabe que él le pertenece. Sin embargo, la inseguridad, las dudas y la necesidad de reafirmar que es correspondida vuelven a emerger a través del cuestionamiento a su compañero acerca de que si él experimenta lo mismo.


Posteriormente, en la tercera y última estrofa se revelan ciertos aspectos de la vida de la narradora y el porqué de la constante duda que se centra en saber si es correspondida en el amor. Ella menciona que cuando su pareja menciona su nombre puede ver cómo el sol brilla entre la lluvia; es decir, a pesar de los problemas y las inquietudes, el hecho de tenerlo a su lado le brinda cierto apoyo y consuelo ante las adversidades.


Asimismo, se menciona en esta estrofa que la vida de la narradora se ha caracterizado por ser solitaria y, ahora, con la llegada de su pareja, se encuentra experimentando algo completamente nuevo y diferente. Pareciera que él llegó para liberarla del continuo dolor y sufrimiento que nacían de la soledad misma. Por esto mismo, después de haber conocido una vida distinta y alegre, lo que más teme la protagonista es perder todo lo que ha ganado al lado de su compañero.

 

Análisis de la música:

 

La musicalización de Eternal Flame dista mucho de lo escuchado en otras canciones de The Bangles como Manic Monday o Walk Like an Egyptian, ya que se trata de una balada romántica. No obstante, es posible encontrarse con la presencia de varios instrumentos electrónicos como el sintetizador que destaca en la introducción de esta pieza musical. Asimismo, la batería ocupa un papel importante entre los instrumentos desde la primera estrofa.


En diferentes momentos de la canción es posible encontrarse con una sutil percusión —posiblemente un triángulo— que se hace perceptible en los cambios de compases. Otro elemento característico de la musicalización de Eternal Flame es la constante presencia de un coro de voces —muy al estilo gospel— que se limitan a repetir algunas palabras o frases interpretadas por la voz principal en determinados momentos de la canción.


Después de la tercera estrofa se presenta un breve intermedio en donde se escucha un solo de guitarra. Una vez concluido este fragmento musical se procederá a una constante repetición de la primera estrofa (el coro), la primera de éstas por la voz principal y las demás por el coro de voces. Ante todo, la música y el arreglo vocal de Eternal Flame ayuda a transmitir el deseo y anhelo de la protagonista porque no se trate de un somero sueño, sino que, realmente, se trate de una flama eterna.

 

 

 

 

 

Por: Alfonso Ortega Mantecón.

@PonchoCorax