© 2019 by El analista de canciones  All rights reserved. Alfonso Ortega Mantecón. Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General de la Página.

 

Aviso de privacidad

Corazón de piedra- Lucía Méndez

Ficha Técnica

Título de la canción: Corazón de piedra.

Cantante: Lucía Méndez.

Álbum: Sólo una mujer.

CompositorHonorio Herrero.

Disquera: Ariola.
Año: 1984.

Género musical: Balada pop.

Análisis​

 

Análisis de la lírica:

Corazón de piedra es una de las canciones más conocidas de la cantante y actriz mexicana Lucía Méndez. Se trata de un tema lanzado en 1984 en el álbum Sólo una mujer que ha logrado superar las barreras del tiempo para posicionarse como una de las piezas musicales icónicas de la artista. Recientemente, Lucía Méndez grabó una versión de esta canción en italiano (Cuore di pietra) para su álbum Bailan.

De manera muy general, Corazón de piedra es una canción que narra la ruptura de una pareja en donde la protagonista es la más afectada, ya que considera que no será capaz de salir adelante  debido a que se entregó por completo. En cambio, su pareja se muestra rígido y carente de sentimientos que denoten que lo ocurrido le afecta realmente, situación que lleva a la narradora a considerar que tiene un “corazón de piedra”. 

En la primera estrofa de la canción, la protagonista hace varias alusiones al océano para indicar cómo se siente. Considera que se encuentra perdida en el mar (en el amor que profesó hacia su otrora pareja), ya que la corriente (la sedujo y envolvió por completo) fue capaz de arrastrarla fuertemente. Ahora, una vez que la tempestad (el amor recíproco que pudo haber existido) ha visto su fin, la narradora se limita a flotar a la deriva ya sin la corriente que alguna vez existió. 

Incluso, la protagonista considera que ignora qué será de su futuro, ya que ha perdido cualquier guía o apoyo que creyó poseer cuando se encontraba con su pareja. Esto se expresa de manera metafórica en la estrofa mediante la mención de que ignora cuál es su estrella —haciendo alusión a la estrella de Belén— y que considera que no hay un mañana claro en su futuro. Considera que la pérdida del amor es equivalente a la pérdida del rumbo de su vida, esto debido a que ella se entregó por completo en la construcción de una vida —o de un proyecto de vida— al lado de la otra persona. 

Será en el coro de la canción en donde se dé el mayor despliegue emocional de la lírica y se exprese claramente que la narradora considera que no podrá sobrevivir sin su pareja, situación que evidencia una clara dependencia de ella hacia él (algo que no parece ser recíproco gracias a lo mencionado en la letra). Ante esto, la protagonista se limita a repetir en numerosas ocasiones las tres palabras que dan título a la canción: corazón de piedra. 

Esto, seguramente, se refiere a la actitud que ha adoptado su antigua pareja en donde se muestra insensible —y en cierto modo ensimismado— ante el dolor que está padeciendo la narradora. La protagonista esperaría que él también se viera afectado por el rompimiento, pero el uso de esta frase da a entender que él no se encuentra tan afectado por lo ocurrido, se podría decir que él está sobrellevando la situación de buena forma.

Después de otra repetición del coro se presenta una segunda estrofa en donde la protagonista continúa expresando su sentir y la soledad que la aqueja continuamente. En este fragmento de la lírica ya no se recurre al uso de metáforas o símiles, sino que la narradora enlista qué es lo que le hace falta en su vida. En primera instancia, da a entender que las noches y las madrugadas son los momentos en que se siente asediada por el recuerdo y por la misma soledad, ya que es cuando siente, realmente, la ausencia —tanto física como emocional— de su pareja. 

La narradora extraña las caricias que alguna vez llegó a darle su antigua pareja, así como los abrazos, las miradas y el mismo calor emanado de su cuerpo al encontrarse cerca de ella. Todos estos recuerdos hacen que la protagonista se vea continuamente asediada por la nostalgia y por la idea de que no podrá salir adelante, ya que ha desaparecido para siempre una parte importante de su vida. 

Aunado a esto, también es posible encontrar cierto sentimiento de impotencia por parte de la protagonista y narradora. Pareciera que, además de los recuerdos nostálgicos, lo que le inflige mayor daño es la insensibilidad de su antigua pareja, algo que la lleva a dudar acerca del amor que él pudo haber profesado alguna vez hacia ella. ¿La habrá amado alguna vez? ¿Habrá sido sincero anteriormente? Todas estas dudas seguramente se han formado en la mente de la protagonista tomando como base la poca importancia que él le está dando a la ruptura, algo que la lleva a creer en la verdadera existencia de un corazón de piedra dentro de él. 

 

Análisis de la música:

La musicalización de Corazón de piedra resulta bastante ad hoc a lo que se narra en la lírica. Se trata de una balada pop en donde es posible distinguir algunos instrumentos de cuerda como violines, violonchelos y un piano. Por otra parte, también destacan por su presencia algunos instrumentos como un sintetizador, bajo eléctrico y una sutil batería que se encuentra presente en toda la pieza musical. Toda la construcción musical ayuda a que se transmita al oyente el sentimiento de nostalgia e impotencia que experimenta la protagonista. 

Como detalle adicional, en la versión en italiano —Cuore di pietra— de este tema se llevó a cabo una “modernización” musical en donde la canción adquirió un toque de pop-rock, así como una interpretación más “fluida” por parte de la línea vocal.

 

 

 

 

 

Por: Alfonso Ortega Mantecón.

@PonchoCorax