© 2019 by El analista de canciones  All rights reserved. Alfonso Ortega Mantecón. Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General de la Página.

 

Aviso de privacidad

Happy Working Song- Amy Adams

Ficha Técnica

Título de la canción: Happy Working Song.

Cantante: Amy Adams.

Álbum: Enchanted Soundtrack.

Compositor:  Alan Menken.

Disquera: Walt Disney.
Año: 2007.

Género musical: Musical.

Análisis​

 

Análisis de la lírica:

La letra de la canción habla de una mujer que llama a sus amigos, en este caso las alimañas de Manhattan, a que la ayuden a limpiar el hogar. Desde su título podemos deducir lo que esta canción es: una parodia de las muy famosas canciones de películas como Blancanieves o la Cenicienta, en las cuales la princesa limpia la casa, junto con sus animalitos. La letra no es muy profunda, básicamente puede resumirse en una frase: “Vamos a limpiar al compás de mi canción”.
Sin embargo, esta alegre melodía con letra optimista tiene un fuerte contraste con las imágenes mostradas en pantalla. Aparentemente los amiguitos de la princesa no son tan, bueno, adorables: Ratas, moscas, palomas y cucarachas. La película mezclada con las imágenes que nos presentan funciona como una ironía, una sátira, resulta totalmente contrastante con los conejos, ardillas y venados, animales que usualmente ayudan a las princesas en sus quehaceres. Se puede notar la ironía perfectamente cuando la princesita habla de “quitar una bola de pelo de la tubería” algo no muy glamuroso para una princesa.
La melodía va en perfecta concordancia con las películas de Disney, puede ser adaptada a cualquier película de princesas. Y aun así tiene su toque especial, su aparente vacuidad oculta una broma que los más cínicos pueden disfrutar, pero es lo suficientemente dulce en el exterior para ser disfrutada por los más ingenuos, lo más seguro es que arranque una sonrisa a cualquiera. Digo, no por nada estuvo nominada al Oscar a Mejor Canción Original. Esta canción puede jactarse con mucho orgullo de ser una pieza musical que, al igual que Everybody needs a best friend de la película Ted, combina la sátira, el humor y la ternura en partes iguales. Es una canción literalmente pata todo público.

Análisis de la música:

 

La melodía de la canción nos recuerda a las canciones clásicas de Disney, es vivaz y alegre, pegajosa para los niños. La verdad es que la canción busca llevarnos al mundo melodioso, bello e infantil de la cantante, y funciona tanto como homenaje y burla de los grandes clásicos de Disney. La canción busca envolver a la audiencia en el mundo del cual se ha sacado a Giselle, la glamurosa e inocente princesa que canta la canción para nosotros.
Los finales de cada estrofa van acompañados de un pequeño coro por parte de los “animalitos” que, al igual que nosotros, son llamados por la princesa para ayudarla con la limpieza y el orden de la casa y, en un sentido más amplio, de este mundo cínico que necesita tan desesperadamente de cuentos de hadas. Una melodía sencilla y pegajosa, cuya ternura musical va perfecta con la película a la que pertenece. Sin embargo no podría funcionar sin la melodiosa voz e increíble carisma de la actriz Amy Adams, la cual dota a la canción y a Giselle de toda la elegancia y dulzura que una princesa Disney necesita.

 

 

 

Por: Jorge Marcelo Espinoza.