© 2019 by El analista de canciones  All rights reserved. Alfonso Ortega Mantecón. Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General de la Página.

 

Aviso de privacidad

Cabaret- Liza Minnelli

Ficha Técnica

Título de la canción: Cabaret.

Cantante: Liza Minnelli.

Álbum: Life is a Cabaret. The Very Best of Liza Minnelli.

Compositor:  Fred Ebb.

Disquera: Sony Music Entertainment.
Año: 2002.

Género musical: Musical.

Análisis​

 

Análisis de la lírica:

 

Esta canción fue compuesta para el musical Cabaret (Bob Fosse, 1972). La composición musical define por completo al personaje que Liza Minnelli interpretó en esta magna obra del séptimo arte. Se trata de Sally Bowles, una joven cabaretera que se preocupa por vivir la vida día a día sin preocupaciones. La finalidad de la canción es invitar al oyente al olvidarse de los problemas de la vida y disfrutar de unos buenos momentos en el cabaret.
En la primera estrofa, la narradora lanza la pregunta retórica de qué hay de bueno estar sentado solo en una habitación. Es mejor ir al lugar donde la música suena y seguro te divertirás, se trata del cabaret. Se menciona aquí la frase con la que se hizo famosa Liza Minnelli y aún es recordada hoy en día por ella: “Life is a cabaret” (La vida es un cabaret). Esta definición de la vida se podría analizar desde diferentes perspectivas generando así un estudio interminable. A grandes rasgos, el hecho de que se diga que la vida es un cabaret remite a la palabra diversión y distracción. ¿Por qué nos ensimismamos en los problemas del mundo y en los nuestros cuando podemos pensar en otras cosas alegres y más divertidas? Se hace una invitación a ver la vida desde una perspectiva propia de un actor de cabaret: realizar una burla y sátira de todo, vivir día a día sin preocuparnos por el mañana, lo único que tenemos es el presente.
En la siguiente estrofa se invita a dejar a un lado el tejido, los libros y la escoba para disfrutar de un tiempo de vacaciones en el cabaret. Esto nos indica que los espectáculos están dirigidos tanto para hombres como para mujeres, ambos pasarán un buen rato en el cabaret y olvidarán por unas horas su problemática cotidiana. Ahí podrán probar vino, escuchar a la banda y disfrutar de la celebración. ¿Pero qué se está celebrando? Se conmemora un día más de vida y el simple hecho de estar vivos, eso ya es un motivo de celebración. Tu mesa ya está puesta, tú eres quien decide si te sentarás ahí o no.
Posteriormente, se dice que no está prohibido que un profeta de la muerte borre las sonrisas. En este verso se podría hacer referencia a los distintos líderes políticos europeos que atormentaban a la población con el terror –cabe señalar que la época en que está adecuada la película de Cabaret es durante la Segunda Guerra Mundial–. Por lo tanto, al profeta de la muerte al que se refiere podría ser tanto Hitler como Mussolini, debido al contexto histórico y a que en la época se llegó a considerar que podrían ser el famoso anticristo. “No use permitting some prophet of doom to wipe every smile away. Come hear the music play” (No está permitido que algún profeta de la muerte borre las sonrisas. Ven aquí a escuchar la música). Estos versos son un invitación directa donde se invita al oyente a olvidarse de los problemas y disfrutar de la música que suena en el cabaret.
Tras esto se da un cambio radical en la canción y ahora se hablará de la mujer que sembró esta ideología en la narradora. Se cuenta la historia de una cabaretera conocida como Elsie, con quien la protagonista convivió en unas habitaciones en Chelsea. Por lo que menciona acerca de su compañera, ella no era muy decente y no tenía pudor –incluso añade que se alquilaba por hora, o sea se prostituía–. El día en que Elsie murió la gente del rumbo dijo que eso era lo que ocurría si tenías una vida de excesos –entre los que destacan el licor y las píldoras–, su muerte tan temprana había sido una mera consecuencia de los excesos en los que vivió. La narradora deja a un lado esas habladurías populares cuando vio el cadáver de su amiga, se trataba del cuerpo más feliz que jamás vio. A pesar de que vivió relativamente poco, disfrutó cada uno de esos momentos y no perdió tiempo preocupada por asuntos que la perturbaran ni preocupándose por lo que decían los demás acerca de ella. La narradora aún se acuerda de Elsie hasta el día de hoy pero, ante todo, no olvida el sabio consejo que le dio y que ella aplica día a día: “Life is a cabaret” (La vida es un cabaret). En esta parte de la canción el oyente se da cuenta de que Elsie fue quien sembró la ideología cabaretera en la protagonista y es a ella a la que considera su modelo a seguir. La misma narradora asegura que este hecho cambió su vida, abandonó Chelsea y se fue a realizar su vida como Elsie se lo sugirió.
En la siguiente estrofa se reflexiona diciendo que el primer paso es admitir que el trayecto entre la cuna y la tumba no es muy largo, es por eso que la vida debe ser un cabaret.
La canción termina con la exclamación: “And I love the cabaret!” (Y yo amo el cabaret).
A grandes rasgos, la canción invita al oyente a vivir una vida cabaretera que consiste en dejar de preocuparse tanto por los problemas ajenos. No habla de un aislamiento total sino de que de vez en cuando se tengan momentos en los que en realidad se disfrute la fugacidad de la vida. Invita a mostrarse sordos ante las críticas y habladurías de los demás. La vida es sólo un cabaret.

Análisis de la música:

 

La musicalización presente en la canción, perteneciente al género exclusivo de música de cabaret, satisface por completo las exigencias de la lírica y el mensaje que se busca transmitir. Las trompetas y demás instrumentos de viento dan inicio a esta emotiva interpretación. La grandiosa voz de Liza Minnelli atrae la atención por completo del oyente, es por esto que la instrumentación no resalta mucho. Algunos arreglos musicales se presentan al compás de la interpretación lírica a manera de remates. En la parte donde se hace mención a la muerte de Elsie y al consejo que ella le dio a la narradora un piano se une a los instrumentos para añadir un toque dramático a la interpretación. Tras esto, el ritmo de la canción se acelera y se torna alegre nuevamente. El punto culmen de la instrumentación llega cuando Liza asegura que llevará una vida como Elsie. El cake-walk  se acopla a la letra y ayuda a transmitir la emotividad de la interpretación.

Análisis del contexto histórico:

 La película Cabaret se encuentra inspirada en un relato del libro de Christopher Isherwood titulado Adiós a Berlín. En este texto se encuentra un cuento llamado Sally Bowles. De ahí es donde surgió el personaje sobre el que gira la trama de la excelsa película de Bob Fosse. La lírica de la canción se encuentra adecuada a la perfección al contexto histórico en el que se desarrolla el filme. Europa se encontraba en plena Segunda Guerra Mundial. La gente recurría a los cabarets para distraerse del acontecer del mundo y el constante temor de que la guerra los alcanzara a ellos o a algún familiar. Los cabarets eran el refugio de la población, sólo ahí se encontrarían seguros riéndose de aquellos profetas de la muerte.

 

 

 

Por: Alfonso Ortega Mantecón.

@PonchoCorax