© 2019 by El analista de canciones  All rights reserved. Alfonso Ortega Mantecón. Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General de la Página.

 

Aviso de privacidad

Cielo Rojo- Lucía Méndez.

 

“Cielo Rojo” es una de las canciones mexicanas más conocidas en el mundo entero. Fue compuesta por Juan Záizar. Se han realizado numerosas versiones de la pieza musical en distintos géneros, pero en mi opinión una de las mejores interpretaciones es la realizada por Lucía Méndez. Se combina su calidad vocal con la excelente instrumentación generando así una gran canción. 

 

Análisis de la letra:

Tras una llamativa introducción comienza la primera estrofa de “Cielo Rojo”. En ella la narradora cuenta el contexto en el que se desarrolla la historia. Se encuentra caminando sola sin el cariño de su antiguo amor. Probablemente acaba de haber una ruptura amorosa entre los dos. La protagonista aún se encuentra indecisa, seguramente estaba acostumbrada a tomar sus decisiones con ayuda de su pareja; ahora no sabe qué hacer. Ante la falta de respuestas y de consejos mira al cielo en busca de una solución que no llega. El hecho de que se haga referencia al cielo puede tener una connotación divina. La mayoría de las personas creyentes, al encontrarse en una encrucijada de su vida recurren a sus respectivos dioses en busca de consuelo o piden que sean orientados para tomar la mejor decisión. Como generalmente ocurre, sólo se desilusionan acerca de su fe ya que el “cielo” no les contesta. En este caso, la narradora había recurrido al cielo para preguntarle acerca de cómo se encuentra su antigua pareja, pero no obtiene respuesta alguna. 

En la segunda estrofa, la protagonista explica que no ha podido olvidarlo –a su amado– desde la noche en que lo perdió. Este verso genera dos posibles vertientes en el significado de esta canción: el primero versa sobre una ruptura amorosa y el segundo abre la posibilidad de la muerte de la pareja de la narradora. Sin embargo, el siguiente verso se encarga de eliminar la segunda hipótesis: “sombras de duda y celos sólo me envuelven pensando en ti”. Es imposible que sienta celos si su pareja ya ha muerto, así que –eliminando las otras posibilidades– el problema de la narradora es una ruptura amorosa. Al inicio de la estrofa menciona que su separación fue en una noche. ¿Habrá descubierto a su antiguo amor engañándola con otra mujer? Esto no se especifica con detalle, pero se podría inferir y crear numerosas versiones de qué fue lo que en realidad ocurrió aquella noche. 

En el coro, la narradora da rienda suelta a sus deseos y anhelos, cuenta qué haría si se encontrara de nuevo con su pareja. Ella decide emprender una búsqueda, una vez que lo halle le pedirá que vuelvan a comenzar su relación. Como ocurre en muchas de las baladas románticas, se presenta de nuevo un elemento de dependencia amorosa. La mujer, en este caso, no concibe su vida sin un hombre a su lado. La protagonista le invitará a que juntos olviden el pasado y comiencen a escribir nuevamente su historia. “Olvida lo pasado, ya no te acuerdes de aquel ayer”. ¿Por qué la narradora se encuentra tan interesada en que él olvide lo ocurrido? ¿Habrá sido ella la verdadera culpable de la separación? ¿Y si ella tuvo un ataque de celos infundido en la duda y su antigua pareja fue quien le pidió que se separaran? Ante la insistencia de la protagonista esta posible historia es la que mejor cuadra en la trama de la canción. 

En la tercera estrofa se describe un sueño que tuvo la narradora. Soñó que se habían reconciliado dejando todos los malentendidos atrás, ahora se dirigían muy juntos a un cielo azul. Sin embargo, cuando despierta se percata de que todo fue un sueño y el cielo en lugar de ser de color azul es rojo ya que le falta el amor de su pareja. La metáfora donde se encuentran implicados los dos colores podría hacer referencia al paraíso (azul) o al infierno (rojo). Si se analiza estos dos colores desde la psicología del color se podría llegar a otra conclusión que también se adecua a la narración. El azul simboliza paz, anhelo y tranquilidad; mientras que el rojo denota cierta negación, violencia e, incluso, desesperación. 

Hay una cuarta estrofa donde se resuelven muchas de las dudas planteadas en toda la canción. En el primer verso de ésta, la narradora confiesa que ella fue la verdadera culpable de la triste separación. Le pide a su antiguo amor que la perdone y que vuelva a mirarla como antes lo hacía, que la vuelva a querer y que retomen su relación. El juego sonoro que se realiza en esta estrofa con la palabra “vuelve” transmite la desesperación que siente la protagonista, su único deseo es que vuelvan a reunirse. 

Historias como la narrada en “Cielo Rojo” se encuentran presentes en la sociedad. Una simple duda o un ataque de celos puede acabar en una ruptura amorosa donde la pareja resulte fuertemente afectada. Si la relación ya terminó –haya ocurrido lo que haya ocurrido–, la protagonista debería pensar en seguir adelante con su vida y, como ella lo dice, olvidar lo pasado. No llegará a ningún lado si sólo vive en el pasado y sólo se atormentará más rememorando su antiguo romance.

 

Análisis de la música:

La introducción de “Cielo Rojo” podría ser considerada como una de las mejores en la música folklórica mexicana. Ésta es interpretada por un grupo de cuerdas entre los que destacan violines, guitarras y contrabajos. El juego que se realiza con las escalas es digno de señalarse, probablemente se debe a esto que la introducción sea tan conocida a nivel mundial. Al final es posible distinguir a una trompeta. Con la duración de treinta segundos, la introducción sirve como una magna obertura a lo que será el cuerpo de la canción. 

En las estrofas predomina la guitarra con ritmo de huapango. La potente voz de Lucía Méndez se acopla a la perfección al instrumento. Es un acompañamiento simple, pero que va ad hoc al mensaje que busca transmitir la canción. Al finalizar las estrofas, un pequeño grupo de trompetas se suman para realizar un pequeño arreglo que servirá para dar paso al coro de la canción. “Cielo Rojo” es una pieza ampliamente conocida también por un poderoso falsete que se realiza casi al final del coro, éste ocurre en el verso “ya no te acuerdes… de aquel ayer”. Este recurso vocal ampliamente utilizado por los mariachis y demás grupos folklóricos mexicanos cuenta con gran nivel de dificultad ya que el cantante debe forzar al máximo su capacidad su aparato fonador. El hecho de que Lucía Méndez lo realice nos indica que cuenta con una voz educada y con grandes capacidades. 

“Cielo Rojo” es una canción digna de analizarse y de apreciarse por todos los elementos que comulgan en ella. En el pasado de México se encuentran presentes numerosas composiciones reconocidas a nivel mundial. Lamentablemente, muchas personas sólo están conscientes de los nuevos éxitos que salen al mercado musical y rápidamente quedan olvidados en refundidos en el pasado como lo que fueron: una canción de verano. 

Alfonso Ortega Mantecón

@PonchoCorax

 

 

 

ÁLBUM

 

Ficha Técnica

Título de la canción: Cielo Rojo.

Cantante: Lucía Méndez.
Álbum: Lo Esencial de Lucía Méndez. 40 aniversario.

Compositor: Juan Záizar.
Disquera: Sony Music. 
Año: 2013.
Género musical: Balada. Folklore Mexicano (Huapango).