© 2019 by El analista de canciones  All rights reserved. Alfonso Ortega Mantecón. Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General de la Página.

 

Aviso de privacidad

Bang Bang- Nancy Sinatra

Ficha Técnica

Título de la canción: Bang Bang.

Cantante: Nancy Sinatra.

Álbum: How does that grab you?

CompositorSonny Bono.

Disquera: Reprise, Boots Enterprises, Inc.
Año: 1966.

Género musical: Balada Pop.

Análisis​

 

Análisis de la lírica:

Bang Bang es una canción compuesta por Sonny Bono e interpretada —por primera vez— por la cantante Cher en una versión que podría ser considerada folk-rock. Esta composición ha sido recuperado por varios artistas quienes realizaron sus respectivos covers partiendo de la lírica original. Entre ellos destacan Terry Reid, Paul Weller, Charlotte Church, Lady Gaga y Nancy Sinatra (hija del cantante Frank Sinatra). 

La interpretación realizada por Nancy Sinatra ha sido la que ha gozado de mejor recepción por parte de la crítica superando la versión original de Cher. Asimismo, este cover adquirió gran fama gracias a la película Kill Bill Volume 1 (2003) del director Quentin Tarantino, quien Bang Bang en la introducción de su filme. 

La canción compuesta por Sonny Bono narra la historia de un romance entre dos individuos que se suscitó de manera bastante natural desde que ambos personajes involucrados eran niños. En cada una de las tres estrofas que componen esta pieza musical se aprecia un salto cronológico en la vida de los dos protagonistas de esta relación. 

Tras una breve introducción, la narradora comienza a contar directamente la historia del romance de su vida. Directamente, ella recuerda los tiempos en que ambos jugaban puerilmente utilizando caballos de juguete creados a partir de un palo de madera. En esos tiempos, la narradora tenía únicamente cinco años de edad, mientras que su compañero de estas aventuras infantiles tenía seis; es decir, no existía, realmente, mucha diferencia entre ellos.

Dentro de esta misma primera estrofa, la narradora continúa brindando información al oyente acerca de cómo fueron los primeros años en que convivió con su compañero. En el tercer verso se presenta un detalle que podría dar a entender que ambos eran opuestos, pero que, a la vez, se complementaban. En la lírica esto se expresa con la mención de la mujer donde afirma que él —su amigo— siempre vestía de negro y ella de blanco. Esta idea continúa desarrollándose en el siguiente verso en donde la protagonista le brinda al otro cierto aire de superioridad sobre ella al momento de afirmar que él siempre ganaba todas las peleas. 

El coro de la canción —mismo que da nombre a la composición de Sonny Bono— hace referencia directa a uno de los juegos en los que ambos protagonistas participaban durante su infancia. Se trata de un juego de pistoleros, propios de los niños, en deben “dispararse” unos a otros con el único objetivo de vencer a los otros. En específico, el estribillo narra —haciendo uso de la onomatopeya de un disparo (bang bang)— cómo el compañero de la protagonista le disparaba y ella, siguiéndole el juego, se tumbaba en el suelo tras escuchar el fatal sonido. Asimismo, el último verso del coro revela un detalle acerca de esta peculiar relación: “My baby shot me down" (mi chico/bebé me abatió a tiros), la manera de referirse a este personaje indica, ya, cierto afecto por parte de la protagonista y narradora, un preludio de lo que se presentará a continuación en la historia narrada en esta canción. 

En la segunda estrofa se aprecia un salto considerable en el tiempo. Los dos personajes principales han crecido y han formalizado su relación, dejando de ser compañeros de juegos para convertirse en novios. Esto queda claro con la afirmación de la narradora de que ella ha crecido y, ahora, puede decir que él le pertenece (que es su hombre). Esta relación se construyó sobre la estrecha amistad que ambos forjaron desde su infancia, la cual —como bien evidencia el personaje masculino en los dos últimos versos de la estrofa— continúan atesorando y recordando con gran alegría sus pueriles juegos de pistoleros. 

La mención a estos juegos da pie a la segunda repetición del coro. Posteriormente, en la tercera y última estrofa de la canción se presenta un cambio radical en la relación de los personajes principales. La narradora menciona que se casó con su amigo de la infancia, aunque no lo hace explícitamente, sino que se limita a decir que la música sonó, las personas cantaron y las campanas de la iglesia repicaron sólo para ella. 

De inmediato, después de estos dos cortos versos, la narradora cuenta el fatal desenlace de su relación. Él se marchó de su lado sin brindarle ninguna explicación y sin despedirse, simplemente la abandonó. Ahora, que ha pasado cierto tiempo, la protagonista continúa recordando esta situación con tristeza —lo que la conduce al llanto— y preguntándose por qué su compañero no fue capaz de decir adiós de frente o de tomarse la molestia de inventar una mentira que “justificara” su decisión. 

En este punto de la canción, el oyente se encuentra en el mismo papel que la protagonista. ¿Qué fue lo que condujo a su pareja a abandonarla? ¿Ella actuó mal? ¿Qué fue lo que le molestó? Éstas son las preguntas que permanecen abiertas en la lírica de Bang Bang y que no podrán ser resueltas. Sin embargo, se podría entender que tuvo que haber ocurrido algo realmente importante en la mente del esposo de la narradora para conducirlo a dar por terminada una relación que se remontaba a la infancia de ambos. 

Después de esta fatal resolución de la historia narrada en la canción, el coro de la canción —en su última repetición— llega a adquirir un significado completamente distinto al presentado anteriormente. Nuevamente, la pareja de la protagonista le disparó —con el abandono— al grado de tumbarla en el suelo —hundiéndola en la depresión— y lo que más la dañó fue el hecho de que fuera su chico/bebé, al que conocía desde su infancia, quien le causara tanto daño.

 

Análisis de la música:

La peculiar musicalización de la versión de Bang Bang interpretada por Nancy Sinatra es, posiblemente, el factor que la ha posicionado como la versión predilecta de la crítica. En una breve introducción es posible escuchar unos melancólicos acordes provenientes de un efecto de trémolo de una guitarra, una reverberación que continuará escuchándose durante varios versos de la composición. 

La voz de Nancy Sinatra se incorpora a la canción con un aire nostálgico (flebile) que encaja a la perfección con lo que está siendo narrado en la lírica y con la musicalización que es realizada únicamente por la guitarra con este peculiar efecto (no hay presencia de otro instrumento además de la guitarra). Cabe señalar que la línea vocal y la instrumental se encuentran debidamente separadas en dos canales de audio. 

Bang Bang demuestra que no es necesario un gran despliegue musical utilizando numerosos instrumentos y efectos para crear una canción que sea capaz de trascender a través de los años, sino que únicamente se requiere de una lírica profunda y una musicalización que ayude a comunicar el mensaje o la historia que está siendo narrada en la composición.

 

 

Por: Alfonso Ortega Mantecón.

@PonchoCorax