© 2019 by El analista de canciones  All rights reserved. Alfonso Ortega Mantecón. Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General de la Página.

 

Aviso de privacidad

Antología- Shakira

Ficha Técnica

Título de la canción: Antología.

Cantante: Shakira.

Álbum: Pies Descalzos.

Compositores: Shakira, Luis F. Ochoa.

Disquera: Sony Music.
Año: 1995.

Género musical: Pop.

Análisis​

 

 

Análisis de la letra:

“Antología” es considerada como una de las mejores canciones de la cantante colombiana Shakira perteneciente al álbum titulado “Pies Descalzos”. En la letra, la protagonista narra cuánto extraña a su primer amor y todo lo que aprendió de él, realiza una compilación —de ahí el nombre de la pieza musical— de lo que cambió gracias a su antigua pareja. Cabe señalar que en ningún momento de la composición se especifica qué fue lo que ocasionó el rompimiento de la pareja. 

La canción comienza planteando la situación de la separación y el dolor que ella sigue siendo pese a que ya ha transcurrido cierto tiempo. En los primeros tres versos, la protagonista afirma que no necesita dar múltiples razones y explicaciones que justifiquen el amor que profesa hacia su antigua pareja, ya que este amor se explica por sí mismo. Sin embargo, todas las atenciones que recibió por parte de él y lo que aprendió a su lado permanece almacenado en su corazón, siendo mil razones más para seguir queriéndolo. Hasta el momento, se puede apreciar que ella sigue amándolo y no parece guardar rencor de ningún tipo hacia él. Incluso, podría inferirse que la ruptura se dio en buenos términos y sin mayores consecuencias. 

Asimismo, la protagonista menciona que a pesar de que han transcurrido ya varios años desde la separación aún puede sentir el dolor cuando recuerda todo el tiempo y lo que vivió al lado de su antigua pareja. Ella nunca podrá olvidar esto ya que él “dejó tejido su hilo dentro de mí”. Por lo que se puede apreciar, la narradora no está dispuesta a olvidarse de todo y comenzar una nueva vida desde cero. No obstante, es importante destacar que no muestra un profundo dolor, rencor o desprecio como generalmente ocurre en las canciones donde se habla de una ruptura amorosa, sino que habla de todo como si se tratara de simples añoranzas que recordará con cariño para toda su vida. Asimismo, se podría entender que no está dispuesta buscar un nuevo amor, ya que la huella que ha dejado éste no se podrá borrar nunca. 

En la siguiente estrofa, la narradora comienza a realizar una antología o compendio de lo que aprendió y vivió al lado de su antigua pareja. Es importante señalar que se presentan varias metáforas o símiles en ésta y las siguientes estrofas. La protagonista menciona que aprendió “a quitarle al tiempo los segundos”, o sea que se olvidó del transcurso del tiempo preocupándose únicamente por el presente debido a que gozaba todo momento en que se encontraba al lado de él. Asimismo, su ex pareja le enseñó que no debe limitarse y que siempre debe seguir adelante sin imponerse barreras absurdas e inexistentes: “tú me hiciste ver el cielo aún más profundo”. 

También se mencionan las numerosas muestras de afectos que él le brindaba: “junto a ti creo que aumenté más de tres kilos con tus tantos dulces besos repartidos”. Asimismo, ella aún conserva en su memoria el olor del perfume de su antigua pareja y aprendió a valorar un recuerdo tan pequeño como ese: “desarrollaste mi sentido del olfato”. A grandes rasgos, se podría decir que la narradora aprendió a valorar las pequeñas cosas y el tiempo que disfrutó —en demasía— al lado de su compañero. 

Incluso, ella se olvidó de las cosas que le desagradaban con el único fin de poder convivir mejor con su pareja, aprendió a ser tolerante y a no preocuparse por cosas insignificantes: “y fue por ti que aprendí a querer los gatos”. Él fue capaz de llevarla a un cielo y a un estado en el que le hubiera gustado permanecer eternamente, alejados de todos los problemas de la vida, ya que se tenían el uno al otro: “despegaste del cemento mis zapatos para escapar los dos volando un rato”. Sin embargo, hubo una cosa que él olvidó enseñarle: cómo vivir si en alguna ocasión llegaba a encontrarse sin su amor. Esto último revela que ella aún sigue extrañándolo demasiado y que no se ha acostumbrado por completo a una vida sin él.

En la siguiente estrofa, la antología continúa conformándose con varios versos más. Nuevamente se aprecia que ella aprendió a valorar las cosas pequeñas —que pueden parecer detalles insignificantes en ocasiones— que recibía de él: “y descubrí lo que significa una rosa”. Asimismo, él la ayudó a dejar de ser tan inocente y a ganar más libertades, todo esto haciendo cosas que no se había atrevido a hacer con anterioridad pero que no implicaban problema o riesgo alguno para ella: “tú me enseñaste a decir mentiras piadosas para poder verte a horas no adecuadas”. También, la narradora aprendió que las palabras no lo son todo y que, en muchas ocasiones, se puede decir más con una mirada o con una sonrisa y esto se quedará grabado en la mente de la otra persona por más tiempo. 

Ahora, la protagonista menciona que ella fue capaz de componer más de cien canciones en donde buscaba transmitirle todo el amor que sentía hacia él. Incluso, ella perdonó las equivocaciones que él llegó a cometer, lo que hace ver que la relación que alguna vez existió entre ambos se enfrentó a algunas complicaciones que pudieron ser resueltas satisfactoriamente. Sin embargo, la pieza concluye con el aprendizaje que la narradora considera más importante de todos: descubrió lo que es amar en realidad.

 

Análisis de la música:

La musicalización de “Antología” es acústica al cien por ciento. La canción comienza con una breve introducción de una guitarra acompaña de un instrumento de percusión como lo podrían ser las claves. Ésta permanecerá constante en gran parte de la composición. Unos versos después comienzan a sonar los acordes interpretados por un teclado o piano esporádicos. Incluso, es posible distinguir un bajo en el fondo. Ya en la segunda estrofa se adiciona la batería y los demás instrumentos interactúan ya simultáneamente. La interpretación que realiza Shakira de la lírica ayuda a que el oyente se involucre en la temática de la canción e, incluso, que se pueda sentir identificado con lo que se menciona en la letra. La añoranza y gratitud es lo que se transmite con mayor fuerza en esta pieza musical.

 

 

Por: Alfonso Ortega Mantecón.

@PonchoCorax