© 2019 by El analista de canciones  All rights reserved. Alfonso Ortega Mantecón. Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General de la Página.

 

Aviso de privacidad

Animal Nocturno- Ricardo Arjona.

 

 

El arte es un medio por el cual se expresan los sentimientos e ideas de una persona. Es la música uno de los más usados actualmente, algunos de los compositores no sólo se han limitado a los sentimientos o las ideas, sino a las experiencias que han tenido a lo largo de su vida.

 

Análisis de la letra:

A través de la letra de esta canción, Arjona; nos platica con detalle lo difícil que puede ser la escena musical en un país como México, donde la falta de apoyo hacia el arte en general ha orillado a los artistas a vivir de manera mediocre y vender sus obras a muy bajos precios. En la primera parte de la canción Arjona se auto-nombra un “Animal Nocturno”, ya que su trabajo inicial era cantando en bares en la noche. El cantautor describe que en las jornadas laborales tenía la ganancia extra de conquistar mujeres sin importar que éstas fueran trabajadoras del bar o prostitutas; diciendo que entre ambas sólo existe una “diferencia de precio”. Se menciona que después de cantar en un lugar donde nadie lo conocía y el no conocía a nadie, se le regalaba un trago de cortesía. Es después de mencionar todo esto que comienza la descripción del infierno que vive cuando le producen su primer disco y comienzan a manejar su imagen cambiando sus gustos, su forma de vestir, diciéndole como hablar y comportarse. Es en este momento que se da cuenta de que comienza a conocer gente falsa, gente que está con él por el dinero y la fama; lo describe con la frase “me compré unos amigos, una novia y un perro”; tras decir esto menciona que los amigos y la novia son prejuiciosos y lo dejaron. Termina diciendo que ha vuelto a cantar a un bar y ha abandonado su vida con la disquera diciendo que se cansó de “cantar sin decir nada”; es esa frase la que nos muestra lo importante que es la expresión para los artistas y el poder transmitir sus sentimientos, ideas, emociones y experiencias a través de sus obras. Termina la canción diciendo que vive en un pequeño departamento con un balcón, tiene una novia y canta en un bar mientras le pagan diez mil pesos la hora. Culminando su idea con la esperanzadora frase “es tanta mi fe, que aunque no tengo jardín, ya compré una podadora”.

 

Análisis de la música:

 Está compuesta en un compás de 4/4 en Sol mayor. La música busca reforzar la descripción que el cantautor da en la letra; comienza con lo tranquilo y rutinario de su vida antes de que le graben el disco y conozca al productor con un ritmo básico en los bongos, se usa la armónica que es un instrumento muy común para reflejar tristeza y soledad. La guitarra acústica comienza haciendo arpegios para darle calma y tranquilidad a la canción; reflejando la monotonía de su vida por la sencillez del arpegio. Después se integran instrumentos como la batería y el bajo eléctrico que le dan energía y profundidad a la canción, respectivamente. La guitarra eléctrica también busca reflejar lo movido y difícil de la vida con representante; por otro lado también se busca que sea triste a través del uso de la escala de blues combinada con una escala pentatónica menor para hacerlo más melancólico.

Rafael Miranda

 

 

 

 

 

ÁLBUM

 

Ficha Técnica

Título de la canción: Animal Nocturno.
Cantante: Ricardo Arjona.
Álbum: Animal Nocturno.

Compositor: Ricardo Arjona.
Disquera: Sony Music.
Año: 1993.
Género musical: Trova.