© 2019 by El analista de canciones  All rights reserved. Alfonso Ortega Mantecón. Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General de la Página.

 

Aviso de privacidad

A puro dolorSon by Four

Ficha Técnica

Título de la canción: A puro dolor.

Grupo: Son by Four.

Álbum: Son by Four.

CompositorOmar Alfanno.

Disquera: Sony Discos.
Año: 1999.

Género musical: Balada pop.

Análisis​

 

Análisis de la lírica:

A puro dolor es la canción más conocida del grupo puertorriqueño Son by Four, una pieza musical que encabezó las listas latinoamericanas de éxitos al momento de su lanzamiento y que, actualmente, sigue escuchándose con frecuencia en las diferentes emisoras de radio. Esta composición trajo numerosos galardones para el grupo e, incluso, se grabó una versión del tema donde se combinaban fragmentos en español y en inglés, ésta fue llamada Purest of Pain, situación que contribuyó al posicionamiento del grupo entre los anglo-parlantes. 

La historia que cuenta la canción gira en torno a un rompimiento amoroso que afectó en demasía al narrador. La narración se sitúa tiempo después de que se presentó la ruptura, evidenciando que el tiempo no ha sido capaz de sanar las heridas del protagonista, ya que aún sigue sintiéndose atraído por su antigua pareja. 

La canción se encuentra narrada en primera persona en donde el protagonista se dirige directamente a la que otrora fue su pareja. Gracias a lo mencionado en la primera estrofa puede entenderse de que se trata de una llamada telefónica en donde él no soporta la ansiedad de comunicarse con ella. El narrador le pide a su ex-pareja que lo perdone por estar llamándola justo en aquel instante (seguramente considera que la llamada puede ser inoportuna para ella). Sin embargo, él se atrevió a dar este peligroso paso porque no soportaba la ansiedad de estar sin escucharla nuevamente. Incluso, él menciona que se conforma con el simple hecho de escuchar su respiración. 

Gracias a lo presentado en esta estrofa puede entenderse cómo se siente el protagonista con respecto a la separación. Se puede entender que él se encuentra más afectado que su ex-pareja, ya que se disculpa por estarse comunicando con ella. Asimismo, él ansía y se conforma con el simple hecho de que la mujer le preste un poco de su atención, no le pide que le responda a lo que le dirá. Para él, escuchar la respiración de ella es más que suficiente. 

En la segunda estrofa continúa la narración. El protagonista se disculpa nuevamente con su antigua pareja diciendo que está consciente de que está violando un juramento que ambos habían pactado. Éste seguramente consistía en que no volverían a comunicarse entre sí y que pondrían cierta distancia de por medio. No obstante, la ansiedad lo ha conducido a romper este pacto. 

En la misma estrofa continúan presentándose detalles importantes que permiten contextualizar la situación en la que se encuentran ambos individuos. El protagonista está consciente de que su antigua pareja ahora se encuentra con alguien más a su lado —por esto el mismo narrador considera inoportuna la llamada que está realizando, ya que podría ocasionarle algún conflicto a ella—; sin embargo, no podía permanecer más tiempo sin expresarle sus verdaderos pensamientos e ideas. 

La confesión del protagonista comienza a presentarse en el precoro de la canción en donde él le dice a su antigua pareja que realmente está muy afectado por la separación y que ansía, a toda costa, verla nuevamente. Incluso, menciona que siente que está muriendo y agonizando como consecuencia del gran dolor que lo atormenta. 

Sin duda, el verdadero rompimiento del protagonista se presenta en el coro de la canción —el cual ha convertido a esta pieza musical en una composición bastante conocida en el mundo— donde el narrador continúa dirigiéndose a su antigua pareja (al parecer en la misma llamada telefónica) y en donde le expresa cómo se siente en ese momento. Él le pide que le devuelva todos sus sueños e ilusiones que tenía con ella; es decir, él seguramente ya tenía construido un esquema de vida al lado de su pareja, un esquema que se vio truncado o fragmentado al momento de la separación, viéndose anuladas así, las fantasías que él anhelaba realizar a su lado. 

Por otra parte, le pide que le devuelva sus ganas de vivir y el aire mismo. A través de estos dos versos, se refuerza la idea mencionada en el precoro en donde el protagonista se siente morir debido a la soledad que siente. Incluso, da a entender que estar sin su pareja es equiparable a encontrarse sin el aire (el oxígeno) que necesita para respirar. Asimismo, él considera que sus ganas de seguir adelante se han visto frenadas por la ruptura, por lo que él ya no siente mucha ilusión por la vida misma. 

Esta misma idea queda reafirmada por la segunda parte del coro en el que el narrador se muestra más directo con su antigua pareja confesándole que ella le hace mucha falta —hasta el grado de sentirse vacío sin ella—, situación que lo ha conducido a llevar una vida llena de dolor. Incluso, el protagonista considera que, desde la separación, los días se han hecho interminables y un suplicio (“las tardes son un laberinto y las noches me saben a puro dolor”). 

Tras esta primera repetición del coro se recupera el mismo esquema presentado en la primera y segunda estrofa. El narrador le confiesa a su antigua pareja que a él le encantaría comunicarse con ella para decirle que ha superado todo y que ha encontrado la felicidad; sin embargo, las cosas no son tan sencillas como aparentan (“pero con un dedo no se tapa el sol”). En esta estrofa se presenta cierta alusión a la vida que parece llevar la mujer ahora, ya que se ha dado a entender que tiene una nueva pareja a su lado y que ella sí ha sido capaz de sobrellevar el rompimiento. En cierto modo, el narrador revela que le gustaría encontrarse en la posición en la que ella está ahora, situación que no dejará de ser más que un sueño o anhelo imposible, ya que el dolor y la nostalgia se han convertido en las cadenas que le impiden superar la separación.

 

Análisis de la música:

A diferencia de otros temas de Son by Four, A puro dolor es una canción que pertenece al género de balada pop. La musicalización es, predominantemente, acústica. Desde la breve introducción sobresalen instrumentos como la guitarra y un pequeño ensamble de cuerdas compuesto principalmente por violines y violonchelos. Asimismo, es posible distinguir la sutil inclusión de los instrumentos de percusión a través de algunos tambores y un carillón (cortina). 

Otro elemento digno de destacar de la musicalización de A puro dolor es la presencia de un coro de voces masculinas que sobresalen en determinados momentos de la pieza musical como en el mismo coro en donde llegan a contraponerse a la primera voz a manera de contra-canto. Casi al final de la canción, tras un breve puente musical en donde se presenta un solo de la guitarra, se aprecia un sutil cambio de tono hacia notas más altas (situación que indica que se trata del clímax de la composición). Finalmente, la canción concluye con una pausada repetición de la primera estrofa prácticamente a cappella

 

 

 

Por: Alfonso Ortega Mantecón.

@PonchoCorax